Economía

Nissan cerró de abril a diciembre con pérdidas de 2,900 millones euros

El presidente del conglomerado automotor atribuyó esta revisión a la carencia global de semiconductores.

Foto: archivo

El fabricante de vehículos Nissan registró pérdidas de 367.721 millones de yenes (2.900 millones de euros) entre abril y diciembre, los primeros nueve meses de su año fiscal, aunque mejoró su rendimiento en su trimestre más reciente.

El grupo automotor anotó un déficit operativo de 131.631 millones de yenes (1.039 millones de euros) durante los últimos nueve meses de 2020, durante los que su facturación por ventas cayó un 29,2 % interanual, hasta 5,32 billones de yenes (41.990 millones de euros), según su informe financiero publicado este martes.

Como ha ocurrido con otras firmas del sector, Nissan ha sufrido un impacto considerable en sus ventas debido a la pandemia de covid, que se reflejó especialmente en le primer trimestre de su ejercicio (abril-junio), aunque los resultados de hoy reflejan una mejoría.

"En nuestro principal mercado, Estados Unidos, (las ventas) se han recuperado al mismo nivel del año pasado, mientras que en China siguen fuertes", explicó el director de operaciones, Ashwani Gupta, en la rueda de prensa en la que el fabricante presentó su informe.

Las ventas de modelos Nissan en Estados Unidos aumentaron un 9,9 % intertrimestral en los últimos tres meses de 2020, mientras que en China se incrementaron un 4,1 %, de acuerdo al informe.

Esto, sumado a los recortes de gasto que el grupo ha acometido en el marco de su estrategia Nissan Next, contribuyó a que retornara a beneficio operativo en su trimestre más reciente (octubre-diciembre), de 27.100 millones de yenes (214 millones de yenes).

Por el contrario, las ventas de Nissan continúan siendo débiles en Japón, donde se redujeron un 7 %, una caída que la firma atribuyó principalmente al impacto de la subida del IVA nacional.

"Reconocemos que las incertidumbres continuarán, pero con la ejecución de nuestro plan nos encaminaremos al crecimiento", dijo Gupta, quien señaló que el último informe muestra que la compañía se encuentra en el camino correcto hacia el saneamiento.

"No estamos persiguiendo ventas excesivas", señaló por su parte el presidente de la compañía, Makoto Uchida, quien también se mostró confiado en que Nissan recuperará la senda del crecimiento.

Uchida dijo que la estrategia se Nissan se centra actualmente en aumentar el valor de sus productos y que la electrificación será uno de los núcleos de la estrategia del fabricante.

Dando cuenta de la mejoría del desempeño de la empresa en su más reciente trimestre, Nissan mejoró sus previsiones para la totalidad del ejercicio fiscal, que finalizará el próximo 31 de marzo.

El fabricante espera anotar pérdidas netas de 530.000 millones de yenes (4.190 millones de euros), frente a las pérdidas de 615.000 millones de yenes (4.860 millones de euros) que vaticinó al presentar su informe trimestral previo en noviembre.

Nissan también mejoró su estimación de déficit operativo, que prevé en 205.000 millones de yenes (1.620 millones de euros), pero empeoró su previsión de ventas. Espera que su facturación caiga un 22,1 % hasta 7,7 billones de yenes (60.830 millones de euros), frente a la disminución del 16 % estimada anteriormente.

El presidente del conglomerado automotor atribuyó esta revisión a la carencia global de semiconductores.

"Como ya dije en noviembre pasado, reconocemos que seguimos en negativo. Somos realistas", dijo en su comparecencia Uchida, quien, no obstante, se mostró optimista sobre el futuro del grupo.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines