Economía

Nueva devaluación del peso argentino en medio de negociación con FMI

Nueva devaluación del peso argentino en medio de negociación con FMI

Nueva devaluación del peso argentino en medio de negociación con FMI

El peso argentino registró hoy una nueva devaluación, al perder un 2 por ciento frente al dólar respecto al cierre del jueves, al regreso del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, de las negociaciones de un crédito stand-by con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para calmar la crisis cambiaria. A mitad de la jornada la cotización del dólar trepó a un nuevo récord, a 24,30 pesos, pero el Banco Central de la República Argentina (BCRA) salió a frenar la subida con tres intervenciones en el mercado de cambios por un total de más de mil millones de dólares de sus reservas internacionales, según indicaron operadores del sector a medios locales. Finalmente, la divisa estadounidense cedió pero de todas formas cerró en un nuevo nivel histórico, a 23,70 pesos, según la cotización del Banco Nación, 0,48 centavos por encima del valor del jueves. Ante el agravamiento de la crisis cambiaria, el presidente argentino, Mauricio Macri, convocó a una reunión a parte del Gabinete para la tarde, tras conversar durante la mañana con el ministro de Hacienda sobre los resultados de los dos días de negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en Washington. La atención está ahora centrada en el próximo martes, cuando vencerán Lebacs (letras del Tesoro en pesos) por unos 678.000 millones de pesos (unos 28.850 millones de dólares) en medio de la incertidumbre acerca de si sus tenedores apostarán por renovar los bonos y cuántos optarán por venderlos y, posiblemente, salir a comprar dólares o destinar los pesos a otra inversión. También existe tensión acerca de cuál será la oferta oficial de rendimiento para renovar las letras. Hace una semana, el BCRA subió las tasas de interés de referencia a 40 por ciento, como una de las medidas para tranquilizar el mercado de cambios, y las mantuvo desde entonces sin cambios. Argentina comenzó en tanto esta semana a negociar un acuerdo financiero "stand-by" con el FMI como respaldo para tranquilizar a los mercados y evitar una nueva disparada del dólar que se traslade a los precios internos y agrave el proceso inflacionario. El Gobierno no reveló la suma pedida al Fondo, pero según la prensa local podría llegar a unos 30.000 millones de dólares. Desde el 5 de marzo, el peso se devaluó casi un 15 por ciento, pese a que el Banco Central inyectó más de 8.000 millones de dólares en el mercado de cambios para satisfacer la demanda. Varias monedas de naciones emergentes y en desarrollo se depreciaron en las últimas semanas como consecuencia de la política económica que impulsa Donald Trump en Estados Unidos, donde decidió subir las tasas de interés e impulsó una apreción del dólar a nivel global. En el caso de Argentina, estos factores se sumaron a desequilibrios en las cuentas nacionales y externas, la preocupación por la inflación y la subida de tarifas de servicios públicos y la pérdida de confianza en la política gradualista de Macri.

Lee también

Comentarios