Economía

Operador de segundo aeropuerto de cargas de Brasil se acoge a ley de quiebras

Operador de segundo aeropuerto de cargas de Brasil se acoge a ley de quiebras

Operador de segundo aeropuerto de cargas de Brasil se acoge a ley de quiebras

El consorcio que opera el aeropuerto de Viracopos, en la ciudad brasileña de Campinas y que es el segundo mayor de cargas de Brasil, se acogió hoy a la ley de quiebras en un intento de seguir operando mientras renegocia deudas calculadas en 2.880 millones de reales (unos 847 millones de dólares). La intención del Consorcio Aeropuertos Brasil con su petición de "recuperación judicial", como la ley de quiebras es conocida en el país, es suspender los pagos y seguir operando mientras, con la intermediación de la Justicia, intenta renegociar sus deudas y reequilibrar su situación financiara. La decisión fue anunciada mediante un comunicado al mercado por la empresa Triunfo Participaciones e Inversiones, un grupo que tiene concesiones en diferentes áreas y que posee el 45 % de la participación en el Consorcio Aeropuertos Brasil. "La petición de Recuperación Judicial busca preservar los activos de las sociedades y promover la superación de la situación financiera, con el fin de garantizar la continuidad de las actividades, la manutención de miles de puestos de trabajo y el pago de los impuestos y de los créditos", según el comunicado. Sus otros socios en el consorcio son la constructora UTC (45 %), que enfrenta diversos problemas financieros desde su enjuiciamiento por participar en los millonarios desvíos de la petrolera brasileña Petrobras, y la francesa Egis Airport Operation (10 %). Este consorcio se adjudicó en febrero de 2012, tras ofrecer un premio de 3.821 millones de reales (unos 1.123,8 millones de dólares) en la primera subasta en que fueron concedidos aeropuertos de Brasil a la iniciativa privada, los derechos para operar el Aeropuerto Internacional de Viracopos por 30 años. Pero la grave recesión económica que Brasil enfrentó en 2015 y 2016, cuando su economía acumuló una retracción de cerca del 7 %, redujo significativamente el movimiento de pasajeros y cargas que el consorcio tenía previsto, así como los ingresos que el grupo esperaba para recuperar su inversión. A la caída del movimiento y de los ingresos se juntaron los problemas financieros de la UTC, para convertir la deuda del consorcio en una bola de nieve. "Desde el inicio de la vigencia del contrato de concesión, el aeropuerto y sus accionistas vienen enfrentando pérdidas y dificultades directamente vinculadas a los eventos que provocaron los desequilibrios económicos y financieros y a la negativa de recomposición de los desequilibrios por parte del Gobierno", según el comunicado. De acuerdo con la nota, "la crisis macroeconómica que se instaló en el país desde 2014 contribuyó a frustrar, en niveles absolutamente exorbitantes e imprevisibles, la demanda de transporte de pasajeros y de movimientos de carga que había sido proyectada en la época de la licitación". Viracopos, que en el primer trimestre de este año fue elegido el mejor aeropuerto de Brasil por parte de los viajeros, recibió y despachó 2,20 millones de pasajeros entre enero y marzo de este año, el menor número para el período desde 2013 (2,27 millones). Las inversiones realizadas por el operador tras adjudicarse la concesión permiten al terminal contar con una capacidad para atender a 25 millones de pasajeros al año. Pese a la crisis, el movimiento de cargas aumentó un 23,17 % en el primer trimestre de este año frente al mismo período de 2017, hasta 52.614 toneladas, lo que confirmó a Viracopos como el segundo mayor operador aeroportuario de cargas de Brasil, con el 18 % de los movimientos. Elegido el año pasado como uno de los mayores terminales de carga del mundo, Viracopos, por su superficie (81.000 metros cuadrados), es la mayor terminal de carga aérea de América Latina. El aeropuerto de Campinas, por su ubicación a sólo 95 kilómetros de Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil, es el centro de operaciones de Azul, la tercera mayor aerolínea del país.

Lee también

Comentarios