Economía

Petróleo venezolano cae por debajo de los $30 y cierra en $26.94

 El precio del petróleo venezolano cayó por debajo de los 30 dólares el barril y se cotizó en 189,38 yuanes, lo que supone unos 26,94 dólares, informó este viernes el Ministerio de Petróleo.
 

Después de las sanciones financieras que Estados Unidos impuso en 2017 contra varios funcionarios del Gobierno de Nicolás Maduro, Venezuela dejó de usar el dólar como divisa de referencia y comenzó a ofrecer el precio de su petróleo en la moneda de China, uno de sus mayores aliados políticos y comerciales.

El Ministerio de Petróleo venezolano suele incluir en su reporte el tipo de cambio del yuan con respecto a la divisa estadounidense pero en las últimas dos semanas no ha informado sobre ese valor.

Según el Banco Central de Venezuela (BCV), la tasa de cambio del yuan es de 10.484,72 bolívares soberanos y la del dólar de 73.688,73 bolívares soberanos.

Como es usual, el reporte ministerial publicado a través de su web incluyó además el precio de las otras tres cestas de referencia del mercado petrolero, que también presentaron pérdidas en sus cotizaciones como consecuencia del efecto de la pandemia del coronavirus.

La cesta de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), de la que Venezuela es miembro, cerró en 37,51 dólares tras perder 14,13 unidades en comparación con los 51,64 dólares de la semana precedente.

El WTI bajó de 46,27 dólares a 34,25 este viernes, 12,02 unidades menos frente al viernes precedente.

Mientras que el crudo Brent pasó de 51,8 dólares hasta los 37,17 dólares, una pérdida de 14,63 unidades en una semana.

Según un informe de la OPEP divulgado en febrero, Venezuela bombeó en enero un promedio de 733.000 barriles diarios (bd) de crudo, apenas 1.000 barriles más que los que extrajo en diciembre de 2019.

La grave recesión económica, la crisis política en el país y las sanciones de Estados Unidos sobre su industria petrolera han llevado a la producción de crudo venezolano a su nivel más bajo en las tres últimas décadas, con la excepción del desplome en 2002 y 2003, cuando una huelga en la estatal Pdvsa hundió las extracciones por debajo de los 100.000 bd.

El mes pasado, el presidente Nicolás Maduro declaró en emergencia a la industria petrolera, por lo que conformó una comisión presidencial que está dirigida por el vicepresidente Tareck el Aissami y que tiene poderes incontestables para reorganizar y cambiar a la estatal Pdvsa.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines