Loading...
Economía

Por qué Moody's bajó dos veces en un año la calificación de El Salvador

La agencia señala que el país no tiene un plan de financiamiento, esto afectaría no solo a tenedores de bonos sino también a proveedores.

Por qué Moody's bajó dos veces en un año la calificación de El Salvador

Por qué Moody's bajó dos veces en un año la calificación de El Salvador

Desde enero, la calificadora de riesgo Moody's venía señalando mayores presiones para la calificación crediticia salvadoreña, sobre todo por la inversión en bitcóin de parte del Estado.

Cinco meses después, la advertencia se cumple y baja la nota de una forma abrupta, pasando de Caa1 a Caa3, de un solo, es decir dos escalones hacia abajo.  Y deja la perspectiva “negativa”, lo que  indica que puede haber una nueva rebaja próxima.

“La rebaja de la calificación de El Salvador se debe en gran parte a la falta de un plan de financiamiento creíble, un factor que aumenta los riesgos crediticios derivados del acceso restringido al mercado debido a los rendimientos de la deuda externa de El Salvador”, señala la entidad que agrega que se espera que el país busque un “evento crediticio” como reestructuración, canje en dificultades o incumplimiento para los vencimientos de 2023 y 2025.

Moody's agregó que aun si se logra pagar el vencimiento de los $800 millones de eurobonos en enero de 2023, el país continuará enfrentando presiones que dificultarán cumplir con la totalidad de sus compromisos.

Para el economista  del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI),  Ricardo Castaneda, “es muy poco usual que suceda una caída de dos escalones al mismo tiempo, al menos que hayan factores muy graves”. 

¿Pero qué está pasando en el caso de El Salvador?, se cuestiona.  “Cualquier entidad seria, que analiza con datos lo que está observando, es que hay riesgo  que el país no cumpla sus compromisos y no solo me refiero a los $800 millones,  sino en general;  el gobierno no está teniendo la capacidad de acceder a financiamiento y por lo tanto hay compromisos que no va a cumplir y esos compromisos puede ser desde a pagos a proveedores, pagos  salarios y pago de deuda”, dice.

Moody's señala en su informe que El Salvador “probablemente enfrentará una brecha de financiamiento de alrededor del 1 % del PIB este año a medida que el gobierno avanza para cubrir las necesidades de financiamiento equivalentes al 16.2 % del PIB” y estas presiones continuarán y llegarán al 17 % del PIB en 2023.

“Lo que parece ser es que Moodys está anticipando un default de El Salvador  en 2023... es la primera que nos baja en este nivel, y esto parece ir en línea con el comportamiento del mercado con un EMBI tan deteriorado como el q tenemos y una caída tan fuerte en el precio de los bonos como nunca se había  visto en la historia del país, es consecuente”, explica por su parte el economista Luis Membreño.

El Indicador de Riesgo País  (EMBI)  llegó hasta el 2 de mayo a 22.28 %, es el segundo más alto de América Latina,  mientras que los bonos salvadoreños han llegado a cotizarse hasta un 70 % menos de su valor con perdidas solo en abril que superan el 15 %, las segundas más altas del mundo, solo por debajo de Ucrania. 

A ambos indicadores, el ministro de Hacienda Alejandro Zelaya, les ha restado importancia.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines