Economía

Presidente Chairman de Corporación Multi Inversiones: "Estamos detrás de oportunidades para invertir"

Juan José Gutiérrez, presidente Chairman de la división de Alimentos de Corporación Multi Inversiones, ve oportunidades de negocio en la región Andina y en República Dominicana.

Juan José Gutiérrez Mayorga, presidente Chairman de Corporación Multi Inversiones (CMI), división de alimentos, un conglomerado agro-industrial que integra más de 20 empresas que, junto a la rama de CMI Capital, forman parte de esta empresa multilatina que cuenta con 40,000 colaboradores en 14 países, habla de los mercados y negocios que visualiza para este año que inicia.

¿Cuál es el alcance de CMI, en qué mercados tiene presencia?

CMI tiene presencia en 14 geografías. Lideramos la industria de alimentos en la región, con la marca Pollo Campero, así como con Molinos Modernos y Pollo Rey, entre otras. Somos avicultores en toda Centroamérica y en Ecuador. En Panamá, recientemente compramos una parte mayoritaria de Toledano, una empresa avícola con más de 30 años en el mercado canalero. De igual manera queremos crecer en la nueva industria de generación de energía renovable con proyectos eólicos y solares.

¿Cuáles son los planes de negocio para el año que empieza?

Los planes para este año son de seguir creciendo en la industria de alimentos que es lo nuestro. Tal vez es lo más relevante hoy desde CMI Alimentos. Pero desde CMI Capital, estamos haciendo importantes inversiones en infraestructura, los cuales tienen que ver con proyectos de energía tanto en Guatemala como en Centroamérica y en República Dominicana, así como, con proyectos inmobiliarios, desarrollo de centros comerciales, de edificios de oficinas, de vivienda. Estamos preparándonos agresivamente para participar en la región en todos los negocios en los que hoy tenemos alguna experiencia.

¿Hay en el horizonte nuevos mercados, otros nichos por explorar?

Estados Unidos es un país importante estratégico para nosotros con Pollo Campero, en donde tenemos presencia con 100 restaurantes. Para el resto de nuestros negocios estamos viendo la región andina como una geografía donde hay para nosotros un potencial de oportunidades para crecer. Tenemos presencia en Ecuador, en países como Colombia, Paraguay. A partir de ahí, dónde haya condiciones, confianza y seguridad necesarias para poder invertir, estamos viendo una oportunidad para seguir desarrollándonos en lo que sabemos hacer. Estamos enfocados, tanto en la división de Alimentos como en Capital cómo le hemos llamado. Somos expertos y sabemos hacer cosas muy puntuales y estaremos enfocados en seguir creciendo en estas áreas en donde estamos hoy.

¿Qué otras inversiones tienen en marcha?

En Guatemala, estamos trabajando en varios proyectos inmobiliarios. Recientemente abrimos dos centros comerciales. Uno en la región oriental de Zacapa, con un éxito inesperado donde mucha gente está teniendo la oportunidad de poder dedicarse al comercio, poder vender lo que necesitan para comer, para vivir y generar empleo en la región. En la capital, en sociedad con Grupo Tecún, recién inauguramos Vistares en la Atanasio Tzul. En fin, estamos detrás de las oportunidades siendo muy proactivos, buscando cómo seguir creciendo para invertir en nuestro país y contribuir a su desarrollo.

¿Y la experiencia con Telefónica?

Hay empresas que son patrimoniales que pueden ser parte del legado de una empresa familiar como la nuestra, la mayoría de industrias y negocios en los que estamos, son eso, empresas patrimoniales que van de generación en generación. Pero al igual, hay inversiones de oportunidad como lo fue Telefónica para nosotros, en donde estuvimos siete años muy exitosos acompañando a ese gran equipo mundial y, llegado el momento, ambos vimos la oportunidad de poder vender el negocio que teníamos juntos en Centroamérica. De esa forma salimos de una buena experiencia... haciendo una buena negociación.

¿Algún plan de inversión en ese sector o en otros similares?

En este momento hay varias oportunidades tanto en el sector de comunicaciones, como, incluso en el sector de líneas aéreas de bajo costo; negocios de tecnología en donde el reto es saber en qué momento entrar, cuánto tiempo estar y, en qué momento salir. Ese es el secreto del éxito, es lo que da este tipo de negocios para hacerlo bien y poder decir que fue una buena experiencia como en el caso nuestro con Telefónica.

¿Cómo ve el tema relacionado con el cambio generacional y su impacto en las empresas?

Hablamos de cambios generacionales importantes, obviamente hoy los millennials son los que están en control de, o, a punto de tomar control de empresas, de actividades en nuestras sociedades. Tenemos en nuestra familia un grupo de millennials privilegiado porque están preparados, saben lo que las cosas valen, lo que cuestan y están trabajando en eso. La mayoría son profesionales, parte de ellos están trabajando en otras empresas, algunos pocos se están incorporando a la empresa familiar y es así como estamos trabajando en el cambio generacional que, en el caso nuestro, es de la tercera la cuarta generación.

De acuerdo con su experiencia ¿Cómo ve las condiciones de cambio para desarrollar el país y cuál es su percepción hacia futuro?

Yo creo que, si la situación y el entendimiento entre los guatemaltecos y la división que hay entre nosotros no cambia, difícilmente vamos a hacer cosas juntos. Guatemala es un gran país, las condiciones están dadas afortunadamente. Hablando macroeconómicamente, el país es sano, todo está dado para que podamos y sigamos desarrollándolo. Si bien factores políticos, jurídicos legales, factores de estabilidad, de repente puedan imposibilitar que, se dé un paso importante hacia el desarrollo, es un país que ofrece muchas oportunidades, tiene potencial, empezando con los guatemaltecos; no hay mano de obra, trabajador más talentoso del que tenemos acá.

¿Y cómo ve esa situación en los demás países de la región?

Pasa lo mismo, cada país tiene su problemática. Hay algunos en los que somos muy similares, en otros, cada cual tiene lo propio y hay que manejarlo con el cuidado que se merece. Pero toda Centroamérica tiene la oportunidad que no tuvo al inicio del milenio, ni terminando el 2008 y 2010, años muy difíciles para toda la región. Creo que hoy las condiciones han cambiado.

Vemos oportunidades, potencial, no sólo para crecer, sino para invertir y dar empleo. Pero de nuevo, mucho depende de estos factores políticos jurídicos.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines