Economía

Banco de México estima que inflación no llegará a objetivo del 3 % hasta 2019

Banco de México estima que inflación no llegará a objetivo del 3 % hasta 2019

Banco de México estima que inflación no llegará a objetivo del 3 % hasta 2019

El incremento en energéticos y en frutas y verduras, y la volatilidad en torno a las elecciones, llevaron al Banco de México a considerar que la inflación no alcanzará su objetivo del 3 % hasta el primer trimestre del 2019. "La inflación general continuará disminuyendo, aproximándose a lo largo del año hacia el objetivo de 3 % y alcanzándolo en el primer trimestre de 2019, fluctuando alrededor de la meta durante dicho año", señaló la minuta sobre la reunión de la Junta de Gobierno del Banco de México del 8 de febrero, publicada hoy. Según los miembros de la junta, el "retraso en esta trayectoria" está asociada a los "efectos aritméticos" en los incrementos de los precios de algunos energéticos, frutas y verduras que afectaron en los últimos meses la medición de la inflación no subyacente. De esta manera, se estima un descenso gradual de la inflación, que cerró el 2017 en un 6,77 %, la más alta desde el 2000. Sobre este nivel de inflación, coincidieron a que se debió a "choques no previstos", entre los que destacan los aumentos en los precios de algunos energéticos, como el gas LP, de ciertas frutas y verduras, de la depreciación del peso y del aumento de la volatilidad asociada a la incertidumbre del TLCAN. También consideraron que afectó el aumento del salario mínimo, que actualmente se ubica en los 88,36 pesos diarios (4,75 dólares diarios). Tras alcanzar la meta del 3 %, la inflación se mantendrá en torno a estos niveles el resto del 2019, siempre que las previsiones de tipo de cambio y ausencia de presiones del mercado laboral se mantengan, apuntó la minuta. En cuanto al balance de riesgos para la inflación, la mayoría de miembros de la junta estimó que este mantiene un sesgo al alza asociado a diversos riesgos, en un entorno con un alto grado de incertidumbre. "Al respecto, un miembro apuntó que dicha volatilidad quizás podría presentarse antes o inmediatamente después de las elecciones, independientemente del resultado", destacó el texto. Sobre la política monetaria, algunos integrantes recalcaron que se ha implementado una política monetaria restrictiva y firme en respuesta al entorno adverso e incierto que ha enfrentado la economía mexicana. Uno de ellos señaló que estas acciones han permitido evitar efectos de segundo orden de los choques que han afectado a la inflación, como lo muestran las expectativas de largo plazo, que se han mantenido estables, aunque por encima de la meta. El pasado 8 de febrero, Banxico subió en 25 puntos base la tasa de interés interbancaria a un día y la situó en 7,50 %, a fin de apuntalar la tendencia descendiente de la inflación y aminorar posibles choques económicos. Con esta subida, la Junta de Gobierno aumentó la tasa de interés de referencia un total de once veces desde diciembre de 2015, cuando la subió del 3 al 3,25 % a raíz del incremento de los tipos en Estados Unidos, luego de casi una década inmóviles.

Lee también

Comentarios