Economía

Reino Unido propone mantener sus regulaciones financieras en línea con la UE

Reino Unido propone mantener sus regulaciones financieras en línea con la UE

Reino Unido propone mantener sus regulaciones financieras en línea con la UE

El Gobierno británico apoyará una propuesta de "reconocimiento mutuo" de las regulaciones financieras tras el "brexit", que preservaría el acceso de la City de Londres al mercado único, informaron hoy fuentes cercanas al Ejecutivo al periódico Financial Times (FT). El plan fue desarrollado por el Grupo Internacional de Estrategia de Regulaciones (IRSG, por sus siglas en inglés), un grupo de presión organizado por figuras clave de la industria financiera en el Reino Unido. Según esta propuesta, tanto el Reino Unido como la Unión Europea (UE) establecerían un mutuo reconocimiento de sus regímenes de regulación y supervisión en finanzas. De esta forma, el Reino Unido se comprometería a mantener sus regulaciones financieras en línea con las de la UE y cedería autoridad a los mecanismos establecidos por esta institución para calibrar el acceso de la City al mercado único o imponer sanciones si las bases del acuerdo no se respetan. Según fuentes cercanas al Gobierno, este apoyará esta propuesta, que también cuenta con el amparo de Mark Carney, el gobernador del Banco de Inglaterra, y se espera que el ministro de Economía británico, Philip Hammond, la respalde en un discurso que podría pronunciar la semana que viene. A pesar de ello, según el FT, los aliados del ministro advierten de que el Gobierno no ha tomado una decisión final en el modelo de regulaciones por el que optará en las negociaciones del "brexit". Es improbable que la UE acepte este acuerdo, ya que Michel Barnier, el negociador jefe de la UE para el "brexit", ha insistido en que el Reino Unido no podrá tener un acuerdo especial con el mercado único para sus servicios financieros. La UE es consciente de que la protección de la City es una de las mayores preocupaciones del Reino Unido y uno de sus mayores objetivos en los acuerdos, por lo que es previsible que no resuelva esta cuestión hasta que avancen más las negociaciones. Londres y Bruselas han comenzado la segunda fase de las conversaciones sobre el "brexit", centrada en el periodo de transición, que podría ser de unos dos años, una vez que el Reino Unido abandone la UE en marzo de 2019.

Lee también

Comentarios