Economía

Guatemala buscará crecimiento del 6 % PIB con Política de Competitividad

Guatemala buscará crecimiento del 6 % PIB con Política de Competitividad

Guatemala buscará crecimiento del 6 % PIB con Política de Competitividad

Alcanzar un crecimiento anual del 6 por ciento del producto interno bruto (PIB) y generar mas de 5 millones de empleos formales es la meta para 2032 de la Política Nacional de Competitividad (PNCom) de Guatemala, presentada hoy por el gobierno del presidente Jimmy Morales. El año pasado el PIB creció 2,8 por ciento y para este año se prevé entre 3 y 3,8 por ciento. En ese sentido, los objetivos de la política de competitividad, presentada durante un acto en un hotel de la capital con la participación de Morales, empresarios, cuerpo diplomático, ministros de Estado, están orientados a alinear las necesidades sociales con la productividad. Además, busca aumentar la calificación del capital humano y generar mayores oportunidades de desarrollo económico y social para los guatemaltecos. La estrategia que se plantea se denomina "11-11-9", es decir que se desarrollarán 11 conglomerados productivos, 11 prioridades en materia de competitividad y 9 territorios para incrementar la productividad nacional que genere crecimiento económico inclusivo, acelerado y sostenible. Los conglomerados a impulsar para generar empleos son el forestal, muebles, papel y hule, frutas y vegetales, alimentos procesados, bebidas, textil, confección y calzado, metalmecánica, manufactura ligera, turismo y servicios de salud, Tecnologías de Información y Comunicación (TICs), software & centros de contacto, transporte y logística, y la construcción. Estos representante el 80 por ciento del total de las exportaciones guatemaltecas. "El fin principal es el aumento del crecimiento económico que permita mayor recaudación fiscal, recursos que se destinarán a la agenda social del país que contribuya a mejorar las condiciones de vida de los guatemaltecos", señala el plan, en el que participaron los sectores productivo, público, académico y sociedad civil. Las deficiencias en materia de competitividad inciden en los bajos niveles de productividad y limitan el desempeño de los sectores más productivos, lo que a su vez resulta en un limitado crecimiento económico, reconoce. En la última década, 2 millones de personas han entrado a la fuerza laboral pero solo el 10 por ciento encontró un empleo formal ya que el país no genera el número de plazas necesarias para absorber la oferta, anota. Sin embargo, con el desarrollo de los conglomerados se planifica la creación de más de 5 millones de empleos formales en el sector productivo. Guatemala también presenta un comportamiento económico con alta dependencia de las remesas. Para 2017, según el Banco de Guatemala ingresaron 8.192,2 millones de dólares, el equivalente al 10,9 por ciento del PIB del país. El Estado, señala, debe garantizar la mejora de las condiciones que permitan que el país pueda generar oportunidades para todos y, como consecuencia, lograr que las remesas asociadas a la migración, dejen de ser un componente significativo del PIB. Según datos oficiales del 2016, la tasa de ocupación de la Población Económicamente Activa (PEA) fue del 96,9 por ciento, y la tasa de desempleo abierto es del 3,1 por ciento. Según el Foro Económico Mundial, Guatemala se encuentra en el puesto 84 de 137 países analizados, en competitividad global. La tasa de productividad promedio por trabajador en 2015 fue de 26.598 dólares, similar a los años setenta. Por tanto, asegura, el objetivo principal es alcanzar un crecimiento sostenido del PIB a una tasa no menor del 6 por ciento anual, lo que le permitirá alcanzar un Índice de Competitividad Global (ICG) de 4,6 sobre 7.

Lee también

Comentarios