Economía

FIDA: la presión financiera obliga a mostrar más resultados en cooperación

FIDA: la presión financiera obliga a mostrar más resultados en cooperación

FIDA: la presión financiera obliga a mostrar más resultados en cooperación

La demanda de más fondos para financiar proyectos de cooperación al desarrollo está obligando a las organizaciones a mostrar "mucho más" sus resultados en la práctica, dijo hoy el presidente del FIDA, Gilbert Houngbo. El responsable del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) de la ONU destacó en una rueda de prensa que la ayuda oficial al desarrollo "no está disminuyendo", pero sí hay "mucha presión por la demanda". En 2016, por ejemplo, los países donantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) destinaron 145.000 millones de dólares para la ayuda al desarrollo, el 10,7 % más que un año antes. No obstante, las necesidades de financiación de esos proyectos han seguido creciendo y ahora "cada contribuyente quiere ver los resultados (de las inversiones) y que vayan a los más necesitados", según el responsable. Sobre los recortes a la ONU anunciados por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Houngbo apuntó que ese país ha apoyado la estrategia del FIDA para el próximo trienio y, aunque no se ha comprometido a aportar fondos por el momento, podría hacerlo después. El Departamento de Estado presentó ayer su presupuesto para 2019, que incluye una aportación al presupuesto general de las Naciones Unidas de 442.946 millones de dólares frente a los 593.267 millones de 2017, una reducción que sería de 293 millones de dólares para el conjunto de organismos vinculados a la ONU. El FIDA, que actúa como una institución financiera en zonas rurales, anunció ayer que los 176 países que lo forman han acordado reponer los recursos utilizados para conceder donaciones y préstamos en condiciones favorables a los países en desarrollo. El nuevo programa para 2019-2021 tendrá un 10 % más de fondos, por valor de 3.500 millones de dólares, con los que la agencia prevé reducir el hambre y la pobreza de decenas de millones de campesinos. "Por cada dólar de ayuda oficial al desarrollo se pueden obtener hasta siete dólares mediante la cofinanciación de los gobiernos receptores y el sector privado", aseguró el presidente. Houngbo hizo hincapié en el aumento del hambre en el mundo, que padecen hasta 815 millones de personas sobre todo por el impacto del clima y los conflictos, y en los 1.600 millones que viven en situación de fragilidad, entre ellos 600 millones de jóvenes. "Los jóvenes tienen entre dos y tres veces más probabilidades (que los adultos) de estar en paro o con malos trabajos y se estima que hay 200 millones de jóvenes trabajando en condiciones precarias", apuntó. El Consejo de gobernadores del FIDA comenzó hoy en Roma su reunión anual, en la que participó el ministro peruano de Agricultura, José Arista, quien llamó a "rescatar a los jóvenes y darles bienestar", así como ayudar a las poblaciones vulnerables a superar la pobreza. También intervino la primera ministra de Bangladesh, Sheikh Hasina, que reclamó la colaboración de los socios para lograr un "desarrollo rural resiliente" en el país. Mientras, a las puertas de la sede de la agencia en Roma se concentraron decenas de bangladesíes que protestaban contra la condena el pasado jueves a la ex primera ministra y líder de la oposición Khaleda Zía a cinco años de prisión por corrupción, una sentencia que su partido considera "política".

Lee también

Comentarios