Economía

Solo un 20% de las grandes empresas en Japón cuenta con mujeres directivas

Solo un 20% de las grandes empresas en Japón cuenta con mujeres directivas

Solo un 20% de las grandes empresas en Japón cuenta con mujeres directivas

Japón es uno de los países desarrollados con un número menor de mujeres directivas, ya que sólo un 20 por ciento de sus principales empresas cuentan con al menos una de ellas en su junta ejecutiva, según un análisis del diario Nikkei publicado hoy. El estudio, que contabiliza el número de mujeres directivas en más 100 empresas que cotizan en bolsa, señala que la baja inclusión de trabajadoras en puestos de mando en la tercera economía mundial se debe a la baja promoción de las mismas y a la brecha salarial. La diferencia de sueldos entre hombres y mujeres llega a alcanzar incluso los 800 dólares en un salario mensual promedio en empresas de más de 10 empleados, según una encuesta del Ministerio nipón de Trabajo. El estudio realizado por Nikkei sitúa a Japón en el puesto 49 (de 54 países analizados), muy por debajo de otras grandes economías asiáticas como India y China, que se reparten el segundo y tercer puesto, con un 88 y un 86 por ciento respectivamente. Noruega ocupa el primer puesto del ránking, donde un 89 por ciento de las empresas cuentan con mujeres en sus juntas ejecutivas, mientras que Arabia Saudí, donde las mujeres no podían conducir hasta 2017, se encuentra en el último lugar, con un 6,3 por ciento de las mismas. "Japón ocupa el último lugar entre las principales economías mundiales en la incorporación de mujeres, donde suelen estar relegadas a tareas administrativas", detalla el informe. El país asiático se sitúa en el puesto 114 (de 144) del ránking del Foro Económico Mundial que mide la paridad de género, y pese a que en 2017 la tasa de empleo femenino era del 65 %, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) ha advertido de que las mujeres trabajan menos horas y en empleos peor pagados. El bajo porcentaje de mujeres en puestos de responsabilidad y la precariedad de sus empleos llevó al Gabinete del primer ministro nipón, Shinzo Abe, a lanzar el plan conocido como "Womenomics", un conjunto de medidas que buscan mayor integración laboral de la mujer y romper la brecha salarial.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines