Actualidad

Solís pide respeto y amor contra el odio y la mezquindad en campaña electoral

Solís pide respeto y amor contra el odio y la mezquindad en campaña electoral

Solís pide respeto y amor contra el odio y la mezquindad en campaña electoral

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, pidió hoy a la sociedad costarricense que en la actual época de campaña electoral, que se ha caracterizado por la polarización en materia religiosa y de derechos humanos, prevalezca el respeto y el amor por encima del odio y la mezquindad. En un discurso con motivo de la inauguración del curso lectivo, el mandatario pidió a la gente "tranquilidad, sosiego, alegría y optimismo" para tener "la sensatez de entender que somos una sola familia nacional y no dividir a Costa Rica porque nos necesitamos unos a otros". "Hago un llamado especial para que en tiempos de elecciones mantengamos con claridad, colocando al frente de todos nuestros afanes, la unidad de la nación, el entendimiento necesario de que no hay buenos y malos, blancos y negros separados por ideas o sensaciones, por percepciones o convicciones. Somos hermanos y hermanas de una misma nación que nos llama a todos para construirse y reconstruirse todos los días", expresó Solís. El gobernante enfatizó en que debe existir "esa visión de patria unida, amorosa, generosa; que entiende que es precisamente la diferencia en donde se encuentra la fuerza de la unidad nacional que prevalezca en el momento actual de tanta turbulencia y a veces también de tanto odio y mezquindad". Estas palabras surgen en momentos en que en redes sociales y en distintos espacios se percibe una gran polarización con miras a la segunda ronda electoral del próximo 1 de abril, en la que los costarricenses elegirán al nuevo presidente entre el predicador evangélico conservador Fabricio Alvarado, y el oficialista progresista Carlos Alvarado. Fabricio Alvarado, del evangélico Partido Restauración Nacional, ganó la primera vuelta el pasado domingo tras centrar su campaña en un discurso contra el matrimonio homosexual y en defensa de la familia tradicional y los "valores y principios" del país, lo que logró unir a grupos conservadores y religiosos, según los analistas. Carlos Alvarado es la visión opuesta, pues está de acuerdo en ampliar los derechos de la población lesbiana, gay, bisexual, transexual e intersexo (LGBTI). En redes sociales se pueden apreciar constantes mensajes ofensivos entre los seguidores de ambos bandos, algunos contra posturas religiosas y otras contra la diversidad sexual. Ambos candidatos prometieron realizar una campaña "de altura" en busca de resolver problemas graves del país en materia económica, reducción de la pobreza y el desempleo. El presidente Solís dijo hoy que la sociedad costarricense debe basarse en los valores y principios del respeto, el amor, la solidaridad, la igualdad, la libertad, la dignidad y el bienestar y con la participación de las minorías. "Una sociedad que respeta a las minorías y las acoge en el seno de una mayoría que impone su visión de las cosas, porque tal es la esencia democrática, es una sociedad más feliz", manifestó. El mandatario hizo un llamado a trabajar por una "Costa Rica respetuosa, fuerte por su unión, generosa y de espíritu amable, donde todos quepamos cobijados por la misma bandera". "Creo que esa es la voluntad del pueblo y estoy convencido que es la voluntad de Dios", concluyó en su discurso pronunciado en una escuela primaria Félix Arcadio Montero, en la provincia de Heredia (centro).

Lee también

Comentarios