Economía

La cosecha de granos en Brasil bajará un 6,0 % este año, calcula el Gobierno

La cosecha de granos en Brasil bajará un 6,0 % este año, calcula el Gobierno

La cosecha de granos en Brasil bajará un 6,0 % este año, calcula el Gobierno

Brasil, uno de los mayores productores mundiales de alimentos, recogerá en 2018 una cosecha de 226,1 millones de toneladas de granos, lo que supone una reducción del 6,0 % con respecto al récord obtenido el año pasado, según cálculos divulgados hoy por el Gobierno. El país suramericano producirá previsiblemente este año 14,5 millones de toneladas menos de cereales, leguminosas y oleaginosas que las 240,6 millones de toneladas de 2017, según el último balance del estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE). A pesar de la caída, el resultado de la cosecha supondría, de confirmarse ese pronóstico, el segundo mayor para Brasil desde el inicio de la serie histórica (1975), tras el récord conseguido precisamente el año pasado. La buena cosecha de 2017 se vio influenciada por el abundante y bien distribuido régimen de lluvias en las principales áreas de cultivo, un fenómeno que este año ha comenzado un poco más tarde, según el gerente de Agricultura del IBGE, Carlos Alfredo Guedes, citado en un comunicado. También ayudaron en 2017 los altos precios que se dieron durante la época de plantación de algunos granos, como el maíz, algo que no está ocurriendo este año, lo que ha provocado que algunos productores redujeran el área del cultivo del cereal, afirmó el especialista. El pronóstico divulgado hoy es, sin embargo, un 0,8 % mayor al anterior, lo que se traduce en un aumento de 1,8 millones de toneladas de granos. Según esas previsiones, los cultivos de arroz, maíz y soja representarán el 92,8 % de la producción total del país, además de responder por el 86,8 % del área cosechada. De acuerdo con la entidad, la producción de soja se encogerá este año un 2,2 %, en línea con las de maíz y arroz, que verán reducidos sus volúmenes de cosecha un 13,8 % y un 5,7 %, respectivamente, frente a 2017. En la misma comparación, el área destinada para la soja crecerá el 2,0 %, al contrario que las de maíz (-7,1 %) y arroz (-3,3 %). El campo fue uno de los factores que ayudaron a la leve recuperación económica que experimentó el año pasado Brasil, cuyo Producto Interno Bruto (PIB) se desplomó más del siete por ciento entre 2015 y 2016. La economía brasileña se expandió en 2017 un ligero 1,0 %, a falta de datos oficiales consolidados, impulsada también por el aumento de la demanda interna y la reacción positiva registrada en el sector industrial. El Gobierno espera consolidar ese crecimiento y prevé un salto del 3 % del PIB durante este año, una previsión más optimista que la divulgada por analistas del mercado financiero, que proyectan una expansión del 2,70 %.

Lee también

Comentarios