Actualidad

Temer no descarta adelantar fin de intervención en Río y rechaza candidatura

Temer no descarta adelantar fin de intervención en Río y rechaza candidatura

Temer no descarta adelantar fin de intervención en Río y rechaza candidatura

El presidente de Brasil, Michel Temer, no descartó hoy adelantar el final de la intervención en Río de Janeiro e insistió en que no hay una motivación política tras su decisión porque no será candidato a las elecciones presidenciales del próximo octubre. "No soy candidato", dijo Temer durante una entrevista con la emisora Tupi, en medio de especulaciones sobre su presunto interés por presentarse a las próximas elecciones y mejorar su nivel de popularidad, que no supera el 6 por ciento en las encuestas. "No tengo esa intención, si yo paso a la historia como alguien que dio una solución al país, que dio forma al país, ya me siento muy feliz", afirmó. El mandatario se mostró convencido de que la decisión que adoptó a mediados de febrero y que deja en manos del Ejército la Seguridad en Río de Janeiro ha tenido un impacto positivo. "La sensación de seguridad ya empieza a aparecer y en poco tiempo tendremos buenos resultados no solo para Río de Janeiro sino para todo el país", agregó. No obstante, consideró que la intervención en Río no puede mantenerse "eternamente, no es saludable" y apuntó la posibilidad de que "si sigue un camino adecuado" pueda levantarse en octubre, antes del plazo inicialmente previsto -al final de diciembre-, lo que abriría de nuevo la puerta al debate de la reforma del sistema de pensiones. "Si ocurre esto (el cese de la intervención militar en Río antes de diciembre), tendremos octubre, noviembre y diciembre para todavía intentar votar la reforma de pensiones", afirmó. Temer no logró respaldo para sacar adelante la polémica reforma, que requiere de una modificación constitucional y que, según la legislación brasileña, no puede aprobarse mientras el Ejército asuma una intervención federal en el territorio nacional. El presidente insistió en que no ha desistido de la reforma, pero "la inseguridad, particularmente en Río de Janeiro, llegó a tal punto que pesando las dos opciones, concluí lo siguiente: vamos a resolver la cuestión de la seguridad ahora, porque la Previsión puede ser votada después, si va a ser votada en mi Gobierno o no, no lo sé", reconoció. Temer, que se reunirá hoy con los gobernadores para hablar de seguridad, reclamó un "esfuerzo conjunto" con otros poderes para enfrentar la criminalidad y admitió que, como comentó el general Walter Braga Netto, el interventor de Río, el estado es una "vitrina" para Brasil. Reconoció que las acciones de las Fuerzas Armadas en Río que comenzaron el pasado año no obtuvieron los resultados esperados porque no había un mando militar al frente de la Seguridad. "No acabó dando resultado, porque no basta colocar a un hombre con un fusil en la mano, con dar visibilidad a las Fuerzas Armadas, es necesario que haya un mando a cargo de la Seguridad Pública, y ese comando viene por medio de la intervención", reiteró.

Lee también

Comentarios