Economía

UE y Reino Unido retoman las negociaciones con la vista puesta en próxima cumbre

UE y Reino Unido retoman las negociaciones con la vista puesta en próxima cumbre

UE y Reino Unido retoman las negociaciones con la vista puesta en próxima cumbre

La Unión Europea (UE) y el Reino Unido iniciaron hoy una nueva ronda de conversaciones sobre el "brexit" (la salida de este país del bloque comunitario) con la vista puesta en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del 23 de marzo, donde los Veintisiete esperan dar luz verde a las directrices negociadoras para la futura relación. No obstante, en la tanda de negociaciones, que se prolongará desde este viernes hasta el 19 de marzo, se mantendrán discusiones técnicas sobre los derechos de los ciudadanos y el acuerdo financiero, ambas cuestiones pertenecientes a la primera etapa en la que en diciembre ya se logró un progreso "suficiente". Además, se tratará, también en el nivel técnico, el periodo transitorio de unos dos años una vez que el Reino Unido abandone el club comunitario el 29 de marzo de 2019. El negociador jefe de la UE, Michel Barnier, ya ha asegurado en varias ocasiones que esa transición no se puede "dar por hecha" si persisten los desacuerdos al respecto entre las dos partes. Sin embargo, fuentes diplomáticas precisaron hoy que las divergencias se han reducido "de forma significativa", si bien recalcaron que "aún queda trabajo por hacer". Asimismo, subrayaron que la transición, en la cual seguirían aplicándose en el Reino Unido todas las leyes comunitarias ya en vigor como si el país fuese aún un Estado miembro, solo tendrá lugar si se aprueba el pacto sobre la retirada británica del club comunitario, que la UE pretende finalizar en octubre. "Si no hay acuerdo de retirada, por supuesto, no habrá periodo ni acuerdo transitorio. Podría alcanzarse un pacto sobre la transición antes del acuerdo de retirada, pero no sería válido si no hay acuerdo de retirada confirmado para octubre", explicaron las mismas fuentes. Este jueves, el ministro británico para la salida del Reino Unido de la Unión Europea, David Davis, confió en alcanzar un acuerdo con la UE sobre la transición antes de la reunión que el Consejo Europeo celebrará la próxima semana y no descartó aceptar un periodo inferior a dos años. Según indicó la Comisión Europea, durante la nueva ronda de negociación cabe la posibilidad de convocar reuniones para debatir sobre la frontera entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte. Este tema, incluido en la primera fase de las conversaciones, ha generado tensiones durante las últimas semanas, pues Bruselas se decantó en febrero por mantener a toda la isla en el mercado interior y la unión aduanera tras el "brexit", con el objetivo de preservar la cooperación entre ambas áreas y el acuerdo de paz de Viernes Santo. Sin embargo, la primera ministra británica, la conservadora Theresa May, consideró que esa iniciativa "amenaza la integridad constitucional del Reino Unido" y el pasado 5 de marzo aseguró contemplar los acuerdos aduaneros entre Estados Unidos y Canadá como posible solución al problema de la frontera entre las dos Irlandas. "Existen muchos ejemplos de diferentes alianzas en materia de aduanas en todo el mundo", señaló May en el Parlamento británico. "Estamos analizando todos ellos, incluyendo la frontera entre Estados Unidos y Canadá", añadió, a lo que diputados del partido laborista contestaron afirmando que en esa frontera existen guardias armados. Mientras prosigue el debate, los Veintisiete se preparan para aprobar las directrices negociadoras sobre la futura relación entre la Unión Europea y el Reino Unido en la reunión de jefes de Estado y de Gobierno del 23 de marzo. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, presentó el 7 de marzo en Luxemburgo los principales puntos de un borrador en el que se apuesta por plasmar esa relación mediante un acuerdo de libre comercio sin tarifas, que cubra todos los productos y también los servicios. El documento aboga por tener "tan pronto como sea posible una asociación con el Reino Unido", pero advierte de que las posiciones de ese país "limitan la profundidad de la futura asociación" y de que estar fuera de la unión aduanera y del mercado único "llevará inevitablemente a fricciones". Esta misma semana, la Eurocámara aprobó una resolución sin carácter vinculante donde plantea una asociación entre ambos bloques, pero descarta acuerdos sectoriales que socaven la integridad del mercado único.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines