Economía

Brasil admite demanda en caso que EUA restrinja sus ventas de acero

Brasil admite demanda en caso que EUA restrinja sus ventas de acero

Brasil admite demanda en caso que EUA restrinja sus ventas de acero

Brasil anunció hoy que intentará una negociación amigable con EUA para evitar las "significativas pérdidas" que sufriría con el aumento de los aranceles a la importación de acero y aluminio anunciado hoy por Washington, pero aclaró que no descarta demandar la medida en los foros competentes. "El Gobierno brasileño espera trabajar constructivamente con los Estados Unidos para evitar la eventual aplicación (del aumento de los aranceles), lo que provocaría pérdidas significativas a los productores y consumidores de ambos países", advirtió hoy el Ministerio de Industria y Comercio en un comunicado. LEA: Trump impondrá aranceles del 25 % al acero y el 10 % al aluminio El Gobierno brasileño "no descarta eventuales medidas complementarias, en el ámbito multilateral y bilateral, para preservar sus intereses en este caso concreto", agrega la nota al admitir que Brasil puede recurrir incluso a la Organización Mundial del Comercio (OMC) contra la restricción comercial. El comunicado fue divulgado poco después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara en Washington que firmará "la próxima semana" un decreto por el que impondrá aranceles del 25 % a las importaciones de acero y del 10 % a las de aluminio de algunos países. Trump tenía hasta mediados de abril para decidir qué medidas adoptar, después de que el Departamento de Comercio le enviase un informe sobre los efectos de las importaciones de estos productos sobre "la seguridad nacional" de EE.UU. en el que recomendaba elevar los aranceles o aplicar cuotas. Aunque Trump no citó los países afectados, el secretario de Comercio, Wilbur Ross, subrayó en un documento que China es "el gran responsable" del exceso de acero en los mercados internacionales. Otros países explícitamente señalados por el Gobierno de EE.UU. son India, Brasil, Rusia y Corea del Sur. El Ministerio de Industria y Comercio afirmó en su comunicado que Brasil "recibió con enorme preocupación" el anuncio de las barreras de EE.UU. a las importaciones de acero y aluminio, ya que, "en caso de que de que sea confirmado, la restricción comercial afectará las exportaciones brasileñas de ambos sectores. La nota recuerda que el ministro brasileño de Industria y Comercio, Marcos Jorge, se reunió el pasado martes con el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, para reiterarle precisamente "que el acero brasileño no representa una amenaza a la seguridad nacional estadounidense". En la reunión, agrega el comunicado, el ministro brasileño le recordó a su par que las estructuras productivas siderúrgicas de ambos países son complementarias debido a que cerca del 80 % de las exportaciones brasileñas de acero son de productos semimanufacturados, que son un importante insumo para la industria siderúrgica estadounidense. Igualmente le explicó al ministro estadounidense que Brasil es el mayor importador del carbón siderúrgico de ese país, con compras que sumaron 1.000 millones de dólares el año pasado, ya que este producto es un insumo importante para los productores brasileños de acero. De acuerdo con el ministro, tras destacar que los dos países son importantes y tradicionales socios comerciales, Ross le manifestó su disposición a "buscar soluciones positivas" y le explicó que "la eventual decisión de aplicar la elevada tasa arancelaria puede ser objeto de recursos por parte de los países interesados".

Lee también

Comentarios