Economía

Berlín y París promueven defensa común europea pese a reticencias de la OTAN

Berlín y París promueven defensa común europea pese a reticencias de la OTAN

Berlín y París promueven defensa común europea pese a reticencias de la OTAN

Alemania y Francia promovieron hoy el proyecto europeo para una defensa común, con más fondos y autonomía operativa, pero toparon con las reticencias de la OTAN, que alertó del riesgo de que esa iniciativa debilite la Alianza. Las ministras de Defensa de Francia y Alemania, Florence Parly y Ursula von der Leyen, subrayaron la necesidad de la apuesta europea por una mezcla de pragmatismo y responsabilidad, en la Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC), un importante foro de política internacional que se celebra entre hoy y el domingo. Von der Leyen aseguró que los europeos deben "tener la capacidad" y el "compromiso político" para actuar también militarmente en el escenario internacional, con el fin de tener "peso" más allá de lo diplomático, y se refirió a la lucha contra el terrorismo yihadista e, indirectamente, a la creciente amenaza de Rusia. La ministra alemana consideró que el acuerdo de Cooperación Permanente Estructurada (PESCO) en el ámbito de la Defensa que firmaron el año pasado 25 de los 28 Estados miembros de la Unión Europea (UE) es un "enorme paso adelante" en este sentido. Parly, por su parte, habló de la necesidad de que Europa esté preparada para "afrontar" las amenazas del presente con una "estrategia autónoma" en tiempos en los que EEUU "quiere involucrarse menos", aunque "siempre en coherencia con la OTAN". Además calificó de "gran logro" la firma de la PESCO y la puesta en marcha del Fondo Europeo de Defensa y aseguró que estas iniciativas deben ir acompañadas de un "esfuerzo" paralelo "en casa". A este respecto, Parly precisó que el Gobierno francés aspira a alcanzar un nivel de gasto militar equivalente al 2 % del producto interior bruto (PIB) para 2025. Von der Leyen, sin dar cifras concretas, aseguró que el reciente acuerdo de gran coalición de Gobierno alcanzado en Alemania garantiza más fondos para Defensa y Cooperación durante los próximos cuatro años y prometió más inversión en seguridad y más soldados. Ambas coincidieron además en señalar que este avance en la integración militar europea no debe suponer una traba en las relaciones con EEUU o en el trabajo de los aliados occidentales en el marco de la OTAN. "No es o la Unión Europea o la OTAN. Eso es un debate equivocado", señaló Parly, quien consideró "indispensable" la "alianza con EEUU a través de la OTAN", mientras su homóloga alemana abogaba por mantener una "estrecha sintonía" con la alianza y actuar con "total transparencia". La ministra francesa apuntó asimismo que la implementación de la PESCO conllevará una fase de consolidación en el sector armamentístico europeo, que en su opinión no está capacitado en la actualidad para dotar a los países miembros de todo el arsenal que precisan. El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que siguió a las ministras en el estrado de la MSC, aplaudió la apuesta europea, pero se centró en apuntar los tres "riesgos" que en su opinión puede conllevar la PESCO. La integración militar del bloque europeo puede debilitar a la OTAN, duplicar tareas que ya realiza la Alianza y discriminar a países no comunitarios, argumentó Stoltenberg. "La UE no puede proteger ella sola a la UE. Otros miembros de la OTAN desempeñan un papel fundamental en la defensa europea", agregó el político noruego, que recordó que el 80 % del gasto militar de la Alianza proviene de países no comunitarios (principalmente EEUU). A su juicio, la integración europea en el ámbito de la defensa puede tener un "gran potencial" si se estructura de forma cooperativa y "coherente", y no como "alternativa" a la OTAN. Con respecto a las críticas de Estados Unidos a sus socios europeos, Stoltenberg reconoció que los países del continente están elevando su gasto militar, tal y como se comprometieron a hacer en la cumbre de Gales de 2014, que fijó un gasto militar del 2 % del PIB para 2024. Se está produciendo un "buen progreso" a este respecto, es un "buen comienzo", aunque queda un "largo camino" y mucho "duro trabajo por delante", añadió. Según las estimaciones de la OTAN, este año un total de ocho de los 28 países de la alianza alcanzarán esa cuota y para 2024 serán unos quince.

Lee también

Comentarios