Tendencias

Reformas de Macri ocasionan enfrentamiento con camioneros en Argentina

Reformas de Macri ocasionan enfrentamiento con camioneros en Argentina

Reformas de Macri ocasionan enfrentamiento con camioneros en Argentina

Una de las mayores amenazas a las reformas promercado del presidente Mauricio Macri estallará esta semana cuando Hugo Moyano, el líder del sindicato de camioneros de Argentina, intente paralizar al país. La huelga convocada para el miércoles por el veterano jefe sindical es en protesta contra el plan del Sr. Macri de liberalizar la economía de Argentina, sobre la cual los sindicatos ejercen un enorme poder. Las reformas laborales destinadas a reducir los costos comerciales y a aumentar la productividad se debatirán en el Congreso en marzo, y el Sr. Moyano quiere obstruir la agenda de reformas antes de que comience la campaña para las elecciones presidenciales de 2019. "La gente está convencida de que este gobierno está fracasando y de que no tiene respuestas", dijo el Sr. Moyano la semana pasada, después de que se volviera evidente que el Sr. Macri estaba dispuesto a enfrentársele al líder sindical más influyente de Argentina, a diferencia de cualquiera de los otros presidentes anteriores a él. Se anticipa que miles de camioneros entren en huelga durante al menos 24 horas. En un país tan vasto como Argentina, y con una limitada red ferroviaria, los camioneros constituyen una parte fundamental de la economía y pudieran dejar los cajeros automáticos, las gasolineras y los estantes de los supermercados vacíos. "No podemos permitir que este gobierno neoliberal nos quite todos nuestros derechos solamente para beneficiar a los ricos", declaró Federico Suárez, un constructor que apoya la huelga y que describe al Sr. Macri como "escoria". Además de avivar el descontento social, los sindicatos pudieran debilitar la crucial batalla del gobierno por controlar la tenaz inflación alta. Con la ronda de negociaciones salariales de este año a punto de ponerse en marcha, los sindicatos están haciendo campaña para obtener aumentos de más del 20 por ciento. "La tasa de inflación actualmente está determinada por los sindicatos, no por el banco central", explicó Nicolás Catena, una destacada figura en la industria vitivinícola de Argentina y un respetado economista. La huelga será la primera gran demostración de fuerza contra los intentos del gobierno de controlar los salarios este año, en línea con el nuevo objetivo de inflación del 15 por ciento, así como una muestra de descontento ante una ola de recortes de empleos en el sobredimensionado sector público y ante ajustes al sistema de pensiones. Los miembros del sindicato también protestarán en contra de las reformas laborales propuestas — criticadas por la derecha de ser poco ambiciosas — que incluyen un intento de atraer a más trabajadores a la economía formal y planes más polémicos para reducir las indemnizaciones por despido. Pero al no involucrarse en la huelga los sectores más conciliadores del dividido movimiento sindical argentino, algunos creen que el Sr. Moyano, el jefe de un clan sindical que rechaza los cargos de haber malversado los fondos de previsión social sindicales, puede estar tratando de obtener un trato indulgente en los tribunales a cambio de atenuar su combativa postura. Dado este inestable escenario, numerosos inversionistas están preocupados por las perspectivas de inflación este año. Pocos creen que el gobierno alcanzará su meta de inflación ajustada del 15 por ciento, un aumento sobre un rango objetivo de entre el 8 y el 12 por ciento. Los precios del año pasado aumentaron en casi un 25 por ciento, muy por encima del rango objetivo del 12 al 17 por ciento. Mientras la inflación permanezca en dos dígitos y el déficit fiscal primario — el cual cayó al 3.9 por ciento en 2017, por debajo del objetivo del 4.2 por ciento — obligue al gobierno a seguir pidiendo prestadas grandes sumas en el exterior, los inversionistas en la economía real seguirán siendo cautelosos. Los mercados financieros, por otro lado, se han deleitado con la llegada del Sr. Macri. El índice bursátil local se ha duplicado en términos de dólares desde que él asumió el cargo. "Fue muy ingenuo pensar que la inversión extranjera directa repentinamente aumentaría simplemente por el cambio de gobierno", comentó Eduardo Costantini, un experimentado financiero y desarrollador de bienes raíces. Aunque la inversión extranjera directa ha aumentado a casi US$11 mil millones el año pasado de los cerca de US$7 mil millones al año durante los últimos años del gobierno populista anterior, sigue siendo baja al representar el 1.7 por ciento del producto interno bruto (PIB), en comparación con un promedio de alrededor del 3 por ciento en la región, según el ministro del Tesoro, Nicolás Dujovne. Pero el Sr. Costantini es ampliamente optimista. Al igual que muchos otros inversionistas, él supone que el Sr. Macri ganará un segundo mandato de cuatro años el próximo año. Un sinnúmero de inversionistas "está dirigiendo positivamente su atención a Argentina", dice el Sr. Costantini, señalando las numerosas posibles ofertas públicas iniciales. Él mismo ya ha comprado más de US$200 millones en terrenos en Buenos Aires durante el año pasado, y está invirtiendo US$400 millones en un desarrollo inmobiliario en el distrito financiero del centro de la capital. Aun así, la resistencia a los intentos gubernamentales de liberalizar la economía argentina significa que el progreso es mucho más lento de lo que les gustaría a los inversionistas, e incluso al Sr. Macri. "Estoy seguro de que la inclinación natural de Macri como hombre de negocios es ir a toda velocidad. La terapia de choque está en su naturaleza", opinó Alec Oxenford, un empresario en el campo de las compañías puntocom. En uno de los ejemplos más dramáticos de los retos a los que se enfrenta el Sr. Macri, unos manifestantes arrojaron una lluvia de piedras a la policía fuera del Congreso antes de que su coalición lograra pasar una ‘diluida’ reforma de las pensiones en diciembre, disminuyendo aún más los índices de aprobación del presidente. Copyright The Financial Times Limited 2018 © 2018 The Financial Times Ltd. All rights reserved. Please do not copy and paste FT articles and redistribute by email or post to the web.

Lee también

Comentarios