Economía

Nueva Terminal de Contenedores del Caribe de Costa Rica recibe grúas pórticas

Nueva Terminal de Contenedores del Caribe de Costa Rica recibe grúas pórticas

Nueva Terminal de Contenedores del Caribe de Costa Rica recibe grúas pórticas

La Terminal de Contenedores de Moín, provincia de Limón (Caribe), que construye la empresa holandesa APM Terminals, recibió hoy sus primeras tres grúas pórticas que permitirán atender los barcos Post-Panamax. "Costa Rica se está preparando para inaugurar mucho más que una Terminal de Contenedores; el país está inaugurando una nueva era en sus relaciones comerciales con el mundo y esto implicará un impacto directo en la economía del país y un avance importante en el ránking de conectividad global", manifestó el CEO de APM Terminals, Morten H. Engelsoft. El empresario participó hoy junto al presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, en un evento oficial de entrega de las grúas en Moín. "Estas primeras tres grúas pórticas siguen fortaleciendo el potencial para seguir conectando a nuestro país con el comercio mundial, para seguir impulsado acciones que generen empleo, bienestar y desarrollo a las familias, comunidades y sectores", manifestó Solís. Estas son las primeras grúas de este tipo que operarán en Costa Rica y permitirán atender por primera vez en el país los enormes barcos tipo Post-Panamax, que tienen capacidad de carga de al menos 8.500 contenedores. Cada una de las grúas tiene un costo cercano a los 10 millones de dólares y se espera otro buque con las restantes tres grúas para el último trimestre de este año. Las proyecciones indican que a partir de 2019 la Terminal de Contenedores de Moín, obra valorada en unos 1.000 millones de dólares, podrá recibir buques con 22 hileras de contenedores y generar una productividad récord de más de 30 movimientos por hora de estiba y descarga. APM Terminals, empresa concesionaria del puerto, también adquirió las primeras seis grúas de patio o RTG, las cuales se encargarán del acomodo de los contenedores en la terminal para su almacenamiento o distribución. Las autoridades esperan que con la eficiencia operativa de la terminal se logrará un mayor dinamismo de la economía costarricense, se disminuirán sustancialmente los costos de la cadena logística del transporte de contenedores y mejorarán los tiempos de atraque para la exportación e importación de mercaderías. Las autoridades calculan que cuando este puerto entre en operación Costa Rica será el líder portuario de la región. El puerto contará con una superficie de 80 hectáreas, con 1.500 metros de muelle, cinco puestos de atraque, un rompeolas y un canal de acceso de 18 metros de profundidad, que servirá como un centro de transporte marítimo para el Caribe y América Central. El costo final de la construcción y el equipamiento de la terminal rondará los 1.000 millones de dólares y el contrato de concesión establece que APM Terminals lo operará por 30 años. Esta obra modernizará y agilizará la operación portuaria de Costa Rica, que hasta el momento está a cargo de los puertos estatales de Moín y Limón, ambos en el Caribe por donde se mueve cerca del 80 por ciento del comercio internacional del país. La operación estatal es criticada constantemente por los empresarios exportadores debido a la calidad del servicio y largos tiempos de espera.

Lee también

Comentarios