Actualidad

Puigdemont asegura que no tiene “vocación de ser un símbolo”

Puigdemont asegura que no tiene “vocación de ser un símbolo”

Puigdemont asegura que no tiene “vocación de ser un símbolo”

El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont aseguró hoy que "no tiene vocación de ser un símbolo" y que su mandato "terminará cuando lo decida el Parlamento de Cataluña", en un acto organizado esta noche por las juventudes del partido liberal flamenco Open VLD en Gante (Norte). "Mi autoridad viene dada por la decisión del Parlamento de Cataluña y, el día que el Parlamento decida no confiar en mí, habré terminado con mi mandato", afirmó Puigdemont, quien aseguró que su papel "en el exilio" consiste en "continuar con esta legitimidad". El expresidente de la Generalitat insistió en que, a día de hoy, tiene "la legitimidad y la mayoría parlamentaria para ser elegido", pero lamentó no poder ser investido, "porque sería detenido en cuanto entrase en España, lo que impediría que cumpliese el mandato democrático de las elecciones del 21 de diciembre". "Tenemos que encontrar una solución para seguir desplegando una república catalana", añadió Puigdemont, quien defendió que es "perfectamente posible gobernar Cataluña desde el exilio en la época de la globalización" y que no hacerlo de este modo "supone una gran anormalidad". Al ser preguntado por la posibilidad de un referéndum sobre la independencia de Cataluña en el que participase toda España, Puigdemont contestó que, si esa fuera la propuesta del Gobierno español, "estaría dispuesto a escucharla y discutirla". "Si eso sucede, los resultados en Cataluña serían muy significativos", afirmó el expresidente, ante un público, en su mayoría jóvenes e integrantes del partido, que compararon en diversas ocasiones la situación en Cataluña con el "brexit", la salida del Reino Unido de la UE. Durante su intervención, Puigdemont agradeció al primer ministro belga, Charles Michel, y a todos los partidos en la coalición de Gobierno, "su apoyo". Sin embargo, las juventudes del Open VLD, partido que forma parte de la coalición que sustenta el Gobierno belga, se desmarcaron del evento, organizado por su sección en Gante, y aseguraron que haber invitado a Puigdemont "no implica que apoyemos sus puntos de vista". El expresidente de la Generalitat tuvo palabras también para las instituciones europeas y, a pesar de asegurar que a los catalanes "les gusta Europa y quieren más Europa", criticó la "inacción" de la Comisión Europea (CE) ante el proceso secesionista catalán. "No sabemos por qué la CE critica las acciones de Polonia contra los valores europeos, pero no dice nada con respecto a la actitud del Gobierno español", aseguró Puigdemont. El expresidente de la Generalitat, que acudió al acto celebrado en el Archivo Liberal de Gante acompañado del empresario Josep María Matamala, sólo contestó a los jóvenes presentes en el evento, en el que la prensa no pudo hacer preguntas. Las juventudes del Open VLD en Gante invitaron al evento al líder de la Alianza de Liberales y Demócratas Europeos en el Parlamento Europeo, el expresidente belga Guy Verhofstadt, integrante también de Open VLD, pero declinó la oferta "por razones de agenda". Según el presidente de las juventudes del Open VLD de Gante, encargado de presentar el evento, haber invitado a Puigdemont "ha generado la misma polémica que si hubiésemos invitado al presidente sirio, Bachar al Asad".

Lee también

Comentarios