Tendencias

Cinco apetecidos destinos del extranjero para escoger si ahorra ¢20,000 al mes durante dos años

En las Islas Ballestas, en Paracas, Perú, es posible ver leones marinos. Fotografía: Jairo Villegas S.

En las Islas Ballestas, en Paracas, Perú, es posible ver leones marinos. Fotografía: Jairo Villegas S.

Subirse a un avión y disfrutar de una desconocida ciudad o de las bellezas de una playa puede ser más accesible de lo que se imagina. No crea que ir a pasear fuera de Costa Rica es imposible.

Quizás usted añora abordar un avión y conocer una tierra desconocida, refrescarse en las aguas de un mar color turquesa, comer platillos exquisitos de otra nación y visitar sitios históricos o icónicos.

También es posible que nunca haya hecho realidad ese sueño pues lo ve inalcanzable o porque no sabe cómo organizar el periplo.

Lo invito a cumplir ese anhelo, de una forma sencilla, con un plan de ahorros para que disfrute con tranquilidad, sin asumir deudas innecesarias.

En esta nota le sugiero cinco apetecidos destinos internacionales a los que podría ir si ahorra ¢20.000 al mes durante dos años. Con la ayuda de costarricenses que viven en esos lugares, le proporciono algunos consejos para que su estadía sea cómoda, segura y lo más económica posible.

Tome en cuenta un detalle, para elaborar esta nota me baso en las opciones actuales; no obstante, pueden haber cambios cuando usted culmine el ahorro, como que haya otro lugar muy económico que no esté en esta lista. Un punto a favor es que la mayoría de estos sitios suele tener precios muy estables.

Plaza Bolívar, en el centro histórico de Bogatá. Fotografía: Jairo Villegas S.

Lo básico, ahorrar

El primer punto es adoptar un plan de ahorros. Si es disciplinado en esto, tendrá el dinero suficiente para aventurarse en un viaje inolvidable, del cual no se arrepentirá, que lo llenará de emociones y le hará tomar cuantas fotografías pueda.

La cifra de ¢20.000 al mes durante dos años no es antojadiza. José Pablo Enamorado, ejecutivo de Producto de Captación de Grupo Mutual, considera que es un monto accesible, aunque haya que sacrificar algunos gustitos que no son primordiales. Le aseguro que la experiencia de viajar es inolvidable.

“Lo ideal es tener un ahorro programado, que se convierte en una disciplina para obtener un beneficio. Algunas veces somos cortoplacistas y queremos hacer las cosas ya, pero a mayor plazo, voy a tener más dinero y tasa de interés”, detalló José Pablo.

Lo mejor es guardar el dinero en colones, apunta José Pablo. Es cierto, cuando llegue el momento del viaje necesitará dólares o euros, según su destino.

Si el ahorro programado lo decide hacer en Grupo Mutual, existe un plan llamado Multiahorros para viajar. Tiene las siguientes características:

1-El interés se calcula de forma diaria, aunque se deposita a final de mes. Esto significa que aunque la tasa de interés es la misma, el monto que le dan como cliente es mayor porque todos los días crece el capital.

2-Puede hacer depósitos extraordinarios. Por ejemplo, reservar una parte del aguinaldo para aportarlo a la cuenta y hacer realidad su viaje soñado. José Pablo aconseja guardar el 20% o 30% de ese salario adicional.

3-Si por alguna razón necesita utilizar el dinero antes, debido a un apremio inesperado, lo puede retirar sin penalización, sin importar para qué fin lo requiera. Lo único, es que la tasa de interés es ajustada al momento de solicitarlo.

4-Si es en colones, se abre con ¢3.000. Si opta por dólares, el primer depósito debe ser de $150.

5-El ahorro mínimo al mes en colones es de ¢3.000 y en dólares de $10.

6-La tasa de interés por dos años es del 7% aproximadamente. Para que tenga una idea, cuando el dinero está a la vista, por ejemplo en la tarjeta en que recibe su salario, el rédito puede ser apenas del 1%.

“A veces creemos que debemos tener todo el dinero para algo, pero no. El ahorro es el medio para lograr el objetivo, porque quien tiene un ahorro, está en ventaja competitiva sobre quien no lo tiene”, resaltó Enamorado.

De esta manera, si ahorra ¢20.000 mensuales durante dos años, tendrá ¢480.000 más ¢58.903 que recibirá por concepto de intereses. Es decir, al final dispondrá de ¢538.903.

Esa cifra equivale aproximadamente a $900. Tenga presente que en Costa Rica el tipo de cambio del dólar es fluctuante. Esto significa que ese monto puede variar.

Después de estos detalles, los siguientes son posibles destinos a los que puede ir con esa cantidad de dinero. En la mayoría de casos, le saldrá más barato si organiza el viaje por su cuenta, sin intermediarios.

Los precios de tiquetes aéreos y hospedajes los busqué entre domingo y lunes, por lo que son orientativos. Los itinerarios son sugeridos, pues depende de sus intereses y gustos.

El ranquin lo hago de forma descendente.

5-Antigua, Guatemala

El país centroamericano tiene mucho que ofrecer, está a un vuelo corto desde Costa Rica que por lo general resulta muy barato.

Hace poco estuve por segunda ocasión en Guatemala y la siguiente es la información que les puede ser de utilidad para ir, con poco dinero, a ese sitio. También les sugiero la página de Facebook de Ticos en Guatemala, pues ellos podrían brindarle consejos.

Moneda: Quetzal, $1 es 7,71 quetzales.

Número de noches: 4

Número de días: 5

Costo del tiquete de avión del 14 al 18 de noviembre de 2018: $231 (¢139.000).

Cuatro noches de hospedaje en Airbnb en Antigua para dos personas: $100 (¢60.000)

Cuatro noches de hospedaje en Booking.com en Antigua para dos personas: $100 (¢60.000)

Lo mejor es quedarse en Antigua; eso sí, destinar un día para conocer Ciudad de Guatemala.

Alimentación: La comida es deliciosa y muy económica, aunque hay lugares bastantes finos donde se eleva el costo. Incluso, logré comer un delicioso almuerzo en $3 (¢1.700) que consistió en arroz, carne mechada (en Guatemala le dicen hilachas) y tortillas palmeadas recién hechas. El doble me costó en Antigua una deliciosa sopa de gallina (muy típica en ese país), también con arroz y tortillas.

Traslado del aeropuerto La Aurora: Al llegar al Aeropuerto Internacional La Aurora, una opción de transporte segura y económica es viajar en los taxis colectivos. Es muy sencillo: antes de llegar a la puerta de salida, hay un puesto oficial en que se compra el tiquete. Existen dos opciones: el servicio colectivo tiene un costo de $10 (¢6.000) por persona a Antigua o si lo prefiere, el taxi privado le cobra $35 (¢21.000).

El regreso al aeropuerto lo hice en un Uber. Desde Antigua cobró unos $20 (¢12.000).

Itinerario

Día 1: Antigua. Es muy seguro, puede caminar con absoluta tranquilidad y recorrer todas sus atracciones. Puede conseguir diversas artesanías a muy buenos precios. Si no quiere andar mucho a pie, puede desplazarse en los mototaxis. Hay algunas comunidades cercanas muy bonitas, como Jocotenango, San Felipe (encontré dulces y cajetas típicas más baratas que en Antigua) y Ciudad Vieja, que también valen la pena recorrer.

 Día 2: Panajachel y Lago Atitlán. Desde Antigua o Ciudad de Guatemala hay tours que suelen salir a las 5 a. m. y regresar a las 8 p. m. Opté por viajar por mi cuenta; para ello contraté un servicio turístico de transporte colectivo ida y vuelta, y crucé el lago Atitlán en la embarcación pública, para así llegar a Santiago de Atitlán. Hay una forma de irse en autobús público de Antigua a Panajachel, pero implica al menos dos trasbordos.

Día 3: Ciudad de Guatemala: Hay que caminar por la sexta avenida, pues tiene un bulevar y mucha vida, con sitios para comer y tiendas de diferentes productos. Esa ruta desemboca en la Plaza de la Constitución, que está rodeada por el Palacio Nacional, la Catedral Metropolitana, el Portal del Comercio, el Parque Centenario y la Biblioteca Nacional de Guatemala. Detrás de la Catedral, está el colorido Mercado Central. Una buena manera de movilizarse por la ciudad es en el Transmetro, buses articulados con carriles exclusivos que tienen un costo de 1 quetzal por viaje. Hay mucho más que ver en la capital, incluyendo el zoológico que se ubica a la par del aeropuerto y varios museos. Si se hospeda en Antigua, lo mejor es que vaya en Uber, pues los buses públicos no son tan seguros.

Día 4: De nuevo disfrutar de Antigua. Subir al Cerro de la Cruz.

Día 5: Regreso

Depende de su presupuesto, puede ir a Tikal, que es un sitio arqueológico. Trasladarse en avión puede resultar costoso, entonces le aconsejo hacerlo en autobús durante la noche, así se ahorra el hospedaje. Si es más intrépido y los números le alcanzan, es posible ir a Belice en autobús.

4-Cartagena, Colombia

La costarricense Carolina Pérez (de blanco) vive en Cartagena, Colombia.

La hermosa ciudad amurallada, llena de cultura, sabor y diversión. Un sitio que enamora a los visitantes y donde la fiesta no se detiene.

Desde hace una década vive en ese maravilloso lugar la costarricense Carolina Pérez, quien se casó con el colombiano Alfredo Vega, con quien tiene dos hijas, una de ocho y otra de dos. Ella es de La Ribera de Belén.

“Cartagena es mágica; una cosa es verla de día y otra por la noche. El centro histórico se convierte en un ambiente romántico, con edificios históricos iluminados, casas antiguas pintadas de colores llamativos”, expresa Carolina, apenas para antojar a quienes les gusta conocer nuevos lugares.

Dice que si es amante de la historia, hay mucho para disfrutar. “Está el Castillo San Felipe, las murallas y sus cañones, que son de la edad de los piratas”, aseveró.

Moneda: Peso colombiano; $1 son 3.000 pesos colombianos.

Número de noches: 4

Número de días: 5

Costo de un tiquete de avión del 14 al 18 de noviembre de 2018: $372 (¢223.200).

Cuatro noches de hospedaje en un Airbnb para dos personas: $88 (¢52.800).

Cuatro noches de hospedaje en Booking.com para dos personas: $120 (¢72.000).

Cartagena, Colombia. Fotografía Pixabay

Alimentación: “Existen restaurantes muy famosos en donde te puede salir un plato en $17 (¢10.200), así como restaurantes típicos, donde el plato puede costar $3,30 (¢2.000). Un pescado con arroz con coco, ensalada y sopa de pescado en la playa cuesta unos $5 (¢3.000)”, comenta Carolina.

Los precios más bajos se consiguen en setiembre y octubre, dice Carolina, pero también es la época en que más llueve.

Traslado desde el aeropuerto Rafael Núñez: “Está situado en Crespo. De ahí al centro, donde están las murallas, un taxi o Uber cobra entre 12.000 y 15.000 pesos colombianos ($4-$5, ¢2.400-¢3.000). Del aeropuerto a Bocagrande, que es donde está la mayoría de hoteles, centros comerciales, restaurantes, tiendas y vida nocturna, vale unos 20.000 pesos colombianos ($6,6, ¢600)”, consigna Carolina.

Ella advierte que el bus público no es seguro, aunque sí aconseja viajar en el TransMilenio, que cobra 2.300 pesos colombianos (¢460), pero no llega a la terminal aérea.

Itinerario:

Día 1: Ciudad amurallada, Castillo San Felipe, los zapatos viejos (sitio para hacerse fotografía), subirse en una chiva (bus antiguo).

Día 2: Islas del Rosario, el Oceanario.

Día 3 y 4: Ir a Santa Marta, que queda a cuatro horas, y pasar una noche allí. La otra opción es playas de Barú.

Día 5: Regreso.

“Cartagena es pequeña, así que desplazarse de un lugar a otro es fácil”.

3-Bogotá, Colombia

La tica Diana Villalobos Fontana en el cerro Monserrate, en Bogotá.

La atractiva y coqueta ciudad colombiana destaca por su gastronomía, dinamismo, actividades culturales y precios bajos.

Diana Villalobos Fontana es una tica que llegó a mediados de julio a ese lugar para cursar una maestría en Creación Audiovisual en la Pontificia Universidad Javeriana. Ella está encantada con Bogotá.

“En comparación con Costa Rica, tiene buenos precios, aunque esta ciudad es la más cara de Colombia. Es toda una experiencia pasar por una ciudad tan grande, hay mucha oferta cultural, gastronómica y de vida nocturna”, comenta.

Moneda: Peso colombiano; $1 son 3.000 pesos colombianos.

Número de noches: 4

Número de días: 5

Costo de un tiquete de avión del 14 al 18 de noviembre de 2018: $363 (¢217.800). Si lo compra con mayor anticipación, es posible que lo consiga hasta en $300 (¢180.000).

Cuatro noches de hospedaje en un Airbnb para dos personas: $85 (¢51.000).

Cuatro noches de hospedaje en Booking.com para dos personas: $94 (¢56.400).

Alimentación: “Hay de todo precio, porque puedes conseguir una arepa en la calle en 5.000 pesos colombianos ($1,6, ¢1.000) hasta un almuerzo en 26.000 pesos ($9, ¢5.400) en la BBC. Todo depende, porque hay muchos lugares donde un almuerzo típico vale 12.000 pesos colombianos ($4, ¢2.400)”, señala Diana.

Incluso, esta costarricense dice que en muchas ocasiones es más barato salir a comer que preparar la cena en el apartamento. “En verdad, comer acá puede ser muy barato”.

Imagen en la Catedral de Sal, en Zipaquirá, Colombia. Fotografía: Jairo Villegas S.

Traslado desde el aeropuerto El Dorado. “Como uno viene con maletas, lo mejor es el taxi; acá también hay pelea con Uber, entonces este último quizás no sea la mejor opción. Es un poco caro, especialmente porque se aprovechan que uno es extranjero”.

Diana explica el por qué: “La María da un número que no es el precio real, y en el asiento de atrás debería estar la tabla para que calcule más o menos cuánto le toca pagar. A mí me han cobrado 35.000 pesos colombianos, que son como ¢7.000”.

Les comento mi experiencia. Hace un par de años estuve en Bogotá. Como nunca llevo equipaje documentado, sino solo un salveque, del aeropuerto tomé un pequeño bus gratuito llamado “lanzadera”, para llegar a una estación del TransMilenio, que es un autobús articulado con carriles exclusivos. Cuando iba a regresar, una línea del TransMilenio llega al aeropuerto.

Diana detalla un poco más sobre ese medio de transporte: “Para utilizarlo, es necesario comprar una tarjeta que vale unos 5.000 pesos colombianos ($1,6, ¢1.000) y cada viaje tiene un costo de 2.400 pesos colombianos (¢480)”.

En cada estación están los mapas de rutas, pues son varias líneas, y los buses tienen una letra para identificar el recorrido que hacen.

Itinerario:

Lleve calzado cómodo, porque Diana resalta que para disfrutar de Bogotá se debe caminar bastante.

Día 1: Subir al Cerro de Monserrate. El sitio es gratuito, pero se debe pagar 20.000 pesos colombianos ($7, ¢4.200) por subir en el teleférico y bajar en el fonicular. Caminar por el centro histórico.

Día 2: Ir a Zipaquirá, donde está la Catedral de Sal. Se llega en unas busetas que salen desde Portal del Norte (se accede en el TransMilenio). El costo de la entrada es de 51.000 pesos colombianos ($17, ¢10.200).

Día 3 y 4: Ir a Villa de Leyva y pasar una noche ahí. También en Portal del Norte salen buses o busetas, que tardan casi tres horas.

“Villa de Leyva es hermoso, se pueden conseguir hosteles muy baratos. En el lugar hay muchísimo qué hacer y muchos festivales interesantes”, dice Diana.

Villa de Leyva, Colombia. Fotografía: Diana Villalobos Fontana

También lanza una advertencia: “Todo el año es buen momento para venir a Bogotá, aunque en agosto es muy ventoso y en octubre hace mucho frío”.

Si está un domingo en esa ciudad, aproveche a ir a caminar por la sétima avenida, pues ese día la cierran para los vehículos. “Hay un mercado de pulgas muy atractivo”, añade Diana.

2-Lima, Perú

La costarricense Diana Polini (de verde) y su hija Pamela Saco; su tía, Signe Castro (de blanco); y su mamá, Marielos Castro.

La capital peruana tiene mucho que ofrecer y muchas veces los boletos aéreos tienen precios atractivos.

En esa urbe vive desde hace ocho años la costarricense Diana Polini, quien adoptó Lima como su nueva casa por amor.

Hace una década, Diana conoció por Internet a quien hoy es su esposo, Edmundo Saco Mera. Su hijo mayor se llama Marco, de 20 años, y la menor es Pamela, de ocho.

Ella da algunas sugerencias para ahorrar en Lima, así como los cuidados que se deben tener al visitar esa ciudad.

“Un tico debería ir a Lima por la riqueza cultural que posee, su historia y por el auge en su gastronomía, la diversidad de productos, entre ellos, 200 variedades de papa y la fusión que agrada el paladar de cualquier comensal”, asegura Diana.

Moneda: Sol peruano; $1 son 3,3 soles.

Número de noches: 5

Número de días: 6

Costo de un tiquete de avión del 14 al 19 de noviembre del 2018: $425 (¢255.000). Este es un destino que suele tener ofertas, por lo que este precio puede disminuir para otros momentos del año.

Cinco noches de hospedaje en un Airbnb para dos personas: $67 (¢40.000).

Cinco noches de hospedaje en Booking.com para dos personas: $150 (¢90.000).

Alimentación: “Hay precios muy accesibles para comer en los mercados, que son muy limpios, como el Mercado de Magdalena, Mercado de Jesús María o Mercado de San Isidro. Ahí, un desayuno fácilmente te puede costar de 7 a 12 soles (entre $2 y $4, es decir, entre ¢1.200 y ¢2.400). Un almuerzo y una cena, unos 12 soles ($4, es decir, ¢2.400)”, apunta Diana.

Traslado desde el aeropuerto Jorge Chávez: “Ahorita hay un bus que sale del aeropuerto a distritos más accesibles, cerca del centro de Lima, y de ahí te transportas en taxi. Esta forma es más segura y turística”.

“Si viajas sin maleta, fácilmente te mueves con $1,5 (¢900) o bien tomas un Uber”, aconseja Diana.

Transporte por la ciudad: Autobús metropolitano. Cada viaje vale 2 soles (¢360), pero debe tener una tarjeta recargable cuyo costo es 5 soles (¢900).

Atractivos de pago:

Circuito Mágico del Agua: Espectáculos nocturnos con fuentes de agua. Costo de la entrada $1,5 (¢900). Se llega fácilmente en el bus metropolitano, en la parada del Estadio Nacional.

Catacumbas de Lima: 10 soles (¢1.800).

Parte del espectáculo en el Circuito Mágico del Agua, en Lima, Perú. Fotografía: Jairo Villegas S.

Itinerario:

Día 1: Centro de Lima. Plaza de Armas, Catedral, Palacio de Gobierno, Municipalidad de Lima. Catacumbas, Museo de la Santa Inquisición, Congreso de la República, Convento Santa Rosa de Lima y Convento de Santo Domingo.

Día 2: Señor de los Milagros en el centro de Lima, el Puente de Los Suspiros y el faro en Barranco, perderse por el distrito Miraflores, que es el más turístico. Si es amante de los gatos, hay un parque con decenas de ellos.

Días 3 y 4: Salir temprano de Lima (terminal Javier Prado) hacia ICA. En autobús, el costo es de $12 ida y vuelta (¢7.200), si lo hace por Internet con anticipación. En ICA, puede hacer un tour en areneros en el desierto de Huacachina, pasar la noche en el oasis y al siguiente día tomar un tour a las islas Ballestas en Paracas, para ver pingüinos y leones marinos. De hecho, el tiquete de regreso en autobús Lima lo puede comprar desde este último sitio.

La tica Diana Polini en el desierto de Huacachina. Fotografía: Cortesía

Día 5: Puede abordar uno de los autobuses de dos pisos, en Plaza de Armas, e ir al Cerro San Cristóbal. Realizar compras.

Día 6: Regreso

Diana sugiere tener algunos cuidados al ir a Lima, como andar acompañado y sin ostentar joyas o dinero.

“Mucha gente viene y llega cosas para vender a Costa Rica. Si quieres artesanías, las opciones son Centro Comercial en Miraflores o en Pueblo Libre, camino al aeropuerto”, resaltó Diana.

No incluyo Cuzco y el Machu Picchu, pues tiene un costo más elevado, ya que requiere de traslado en avión desde Lima y luego tren, así como las entradas para el lugar.

1-Ciudad de México

El Chavo del 8 en el Museo de Cera, de la Ciudad de México. Fotografía: Jairo Villegas s.

Es de mis lugares favoritos. Además de los grandes atractivos turísticos que tiene, es muy seguro (obviamente no hay descuidarse, como en cualquier ciudad), la comida es deliciosa, es económico y la amabilidad de los mexicanos es envidiable. Además, movilizarse por la ciudad es muy sencillo. Por eso ocupa el primer puesto en este ranquin.

Moneda: Peso mexicano; $1 equivale a 19 pesos.

Número de noches: 4

Número de días: 5

Costo de un tiquete de avión del 14 al 18 de noviembre del 2018: $295 (¢177.000).

Cuatro noches de hospedaje en Airbnb para dos personas: $46 (¢27.600) en habitación privada con baño compartido.

Cuatro noches de hospedaje en Booking.com para dos personas: $80 (¢48.000) en hotel.

Alimentación: En las taquerías es posible almorzar con unos $5 (¢3.000) o menos.

Traslado del aeropuerto Benito Juárez: La más económica es el metro, que sale muy cerca de la Terminal 1 (está rotulado). El viaje cuesta 5 pesos mexicanos, que equivalen a ¢120. Si lleva mucho equipaje, puede usar Uber.

Transporte por la ciudad: Las mejores opciones son el metro y el metrobús. En el primero, cada viaje vale 5 pesos mexicanos (¢160) sin importar las conexiones que haga; en el segundo, vale 6 pesos mexicanos (¢180). La misma tarjeta funciona para los dos y cuesta 10 pesos mexicanos (¢315).

El sabor de los tacos en México es incomparable. Fotografía: Jairo Villegas S.

Atractivos de pago

Pirámides de Teotihuacán: $10 (¢6.000) si va en transporte público, incluida la entrada.

Museo de Frida Kahlo: $11,5 (¢6.900) de martes a viernes y $12,5 (¢7.500) los fines de semana. Los domingos suele estar muy lleno, así que es mejor comprar la entrada por Internet para evitar largas filas.

Museo de Cera: $6 (¢3.600).

Castillo de Chapultepec: $3 (¢1.800).

Itinerario:

Día 1. Hay vuelos que llegan antes del mediodía al Distrito Federal.

Después de dejar la maleta en el hotel, puede tomar el metro y bajarse en la estación Zócalo (línea 2, color azul). Ahí tendrá la Plaza de la Constitución (El Zócalo), que está rodeada de la Catedral Metropolitana, Palacio Nacional, Antiguo Ayuntamiento y el Edificio de Gobierno.

Luego de verlo y hacerse fotografías, puede caminar por un bulevar llamado Madero, que da a Bellas Artes. Puede disfrutar de ese hermoso edificio y el parque (en México le llaman Alameda de Bellas Artes). Cerca está el edificio de Correos, el barrio chino (pequeño, pero colorido). De ahí puede caminar al Monumento La Revolución, que por la noche se ilumina. En lo particular, me encanta ir al final de la tarde.

Día 2: Pirámides de Teotihuacán. El autobús público se aborda en la Central Autobusera del Norte, a la que se llega en metro línea 5 (amarillo).

Al regreso de las pirámides, puede ir a la Basílica de Guadalupe. En metro se llega mediante la estación Basílica-La Villa (línea 6, color rojo), o en el metrobús de dos pisos que pasa por toda la Avenida Reforma.

Si es viernes o sábado, por la noche podría dedicar algunas horas a Plaza Garibaldi. Puede llegar en metro o metrobús (estación Garibaldi). Sea precavido en ese sitio, pues los alrededores no son tan seguros, además, no es aconsejable comer en los negocios que están en la Plaza, porque pueden ser muy caros.

Día 3: Bosques de Chapultepec (se llega en metro o metrobús), Castillo de Chapultepec, dentro del parque hay un zoológico gratuito. Por la tarde, puede caminar por la Zona Rosa, Ángel de la Independencia e ir al Museo de Cera. A la Zona Rosa llega en metro (estación Insurgentes, línea rosada) o metrobús o caminando desde Bosques de Chapultepec, sobre la Avenida Reforma.

Día 4: Perderse por las calles de Coyoacán, visitar el Museo de Frida Kahlo, Mercado de Coyoacán y el parque, donde está la fuente de Los Coyotes. Ese mismo día puede ir al Estadio Azteca, para ello, puede llegar en metro a la estación Tasqueña y de ahí tomar el tren ligero.

Día 5: Si el vuelo sale en la noche, puede aprovechar el día para darse un paseo en góndola en Xochimilco (llega en el tren ligero que sale de la estación Tasqueña). Regreso a Costa Rica.

Durante algunas noches, puede aprovechar para hacer compras. Ese itinerario es sugerido, pues la Ciudad de México tiene mucho que ofrecer, además, si lo desea, puede destinar un día completo para salir del DF, ya sea a Puebla o Taxco. 

Hay dos opciones más que no desarrollé en este trabajo, pero que pueden ser consideradas: Cancún y San Andrés. Incluso, agencias de viajes ofrecen paquetes en menos de $900, todo incluido, por si es amante del mar.

¿Cómo conseguir tiquetes baratos de avión?

Hay algunas páginas en las que puede buscar el vuelo, como Skyscanner, Momondo.es, Momondo.com, Kiwi, Wego, Kayak o Google flights. Tome en cuenta que algunas aerolíneas no incluyen el equipaje documentado, en ese caso, tendría que pagar un adicional si lo lleva.

¡Qué disfrute su próxima aventura fuera del país!

Lee también

Comentarios