Loading...
Tendencias

Claves para saber si es adicto al trabajo, según expertos

Esta adicción puede causar ansiedad, depresión e incluso problemas cardiovasculares.

¿Cómo saber si usted es adicto al trabajo? FOTO: iStock

Aunque parezca extraño, la adicción al trabajo existe y es uno de los problemas que más afectan la salud mental y física de las personas. Es por eso que laborar más horas del tiempo establecido puede desencadenar afecciones graves, por lo que se deben identificar señales de alerta para saber si se requiere de ayuda psicológica.

El entorno laboral influye demasiado en la productividad de las personas y en la forma como se relacionan con su trabajo, debido a lo cual muchas empresas invierten una buena parte de su capital para hacer que sus empleados se sientan a gusto en sus labores diarias.

Según lo informó un artículo del portal web especializado ‘Empleo’, cuando un individuo tiene problemas en su trabajo, puede desarrollar cuadros de depresión o ansiedad, lo que afecta la productividad en las compañías.

En consecuencia de esta problemática, se estima que, al año, la economía mundial pierde 1 billón de dólares (más de 3 trillones de pesos) por una deficiencia en la producción.

Generalmente, la sobrecarga laboral no se asocia como algo negativo, ya que las personas adictas al trabajo piensan que, cuánto más tiempo pasen laborando, van a ser más productivos, cuando en realidad están afectando gravemente su estabilidad emocional.

Muchas personas no consideran la adicción al trabajo como algo negativo. | Foto: iStock

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el 28 por ciento de los empleados en Colombia trabaja más de 50 horas a la semana. Tanto los funcionarios como las empresas le han restado importancia a esta situación, pero puede ser la causa de muchas dificultades que se presentan en el día a día.

¿Cómo saber si es adicto al trabajo?

Tal como se explica en artículos de los portales web especializados en el cuidado de la salud mental en el ámbito laboral ‘Momentu’ e ‘Infojobs’, estas son algunas señales de alerta que usted debe identificar para saber si es adicto al trabajo, o como se le denomina comúnmente, si es un ‘workaholic’.

Siempre está conectado

Está disponible las 24 horas del día para responder llamadas o mensajes de trabajo. Siempre tiene que tener su celular cerca y contar con buena conexión a internet, ya que piensa que en cualquier momento lo van a contactar.

Siempre recibe mensajes y llamadas de trabajo. | Foto: iStock

Piensa que nadie va a hacer el trabajo igual de bien que usted

No confía en la labor de los demás y no se siente cómodo encargándole tareas a sus compañeros. Siente que debe usted, es quien debe ocuparse para que todo se realice correctamente.

Le resta importancia a su vida social

Evade las salidas con su familia, pareja o amigos, ya que su prioridad es estar en la oficina o en su casa, lugares donde puede trabajar. Siente que estas actividades le restan tiempo de productividad.

Lleva sus responsabilidades laborales a todas partes

Incluso cuando está con su pareja o amigos, su único tema de conversación es el trabajo. No presta atención a lo que le dicen los demás por estar concentrado ‘produciendo’. Puede que sus personas más cercanas sean muy pacientes con usted, pero eso no significa que no se esté comportando equivocadamente.

Trabaja incluso antes de dormir. | Foto: iStock

Es egocéntrico

Suele pensar que usted es la salvación a las dificultades de la compañía y el fracaso lo asocia con la falta de dedicación y disciplina de los demás. Su desempeño es el único que cuenta y si emplea a menudo frases como: “Si no fuera por mí, esto no habría salido bien”, es muy probable que sea un ‘Workaholic’.

Trabaja más tiempo del necesario

Usted es el primero en llegar a la oficina y el último en irse, ya que siente que está siendo más activo que sus compañeros. Puede durar hasta 12 horas laborando e igualmente siente que debería laborar más.

No tiene amigos en el trabajo

No le interesa mucho relacionarse con sus compañeros de la oficina. No los ve como amigos, sino que, por el contrario, los considera competencia.

Le genera culpa descansar

Cuando pasa tiempo de ocio viendo películas o simplemente descansando, le genera ansiedad y preocupación porque no está siendo productivo. Su prioridad es el trabajo y, casi siempre, tiene una excusa para no disfrutar tomarse un receso.

Piensa que nadie puede hacer el trabajo mejor que usted. | Foto: iStock

No duerme ni come bien

Le resta importancia a su alimentación y sueño. Procura comer algo rápido para llegar temprano al trabajo o suele llevarse su desayuno al escritorio para no perder tiempo de productividad. Además, se levanta muy temprano y se acuesta tarde por estar laborando.

No sabe decir “no”

No suele establecer límites con su jefe ni sus compañeros. Cuando le asignan trabajos nuevos, no puede rechazarlos y siempre acepta encargarse de todo, aunque no tenga tiempo para ello, ya que le preocupa demasiado que piensen que usted no es capaz de asumir responsabilidades laborales.

Acepta responsabilidades aunque no tenga tiempo. | Foto: iStock

Soluciones

Si usted se sintió identificado con las señales que fueron mencionadas anteriormente, es muy probable que sea adicto al trabajo. Está a tiempo de hacer un alto en su vida, asumir que tiene un problema y trabajar para mejorarlo.

Alejandra Osorio, directora de ‘Training and Consulting’ de Adecco, una compañía de recursos humanos, brindó algunas recomendaciones en el medio peruano ‘Andina’, para cambiar hábitos que pueden contribuir para evitar volverse adicto al trabajo.

La directora sugiere desconectarse y tomar en serio su tiempo libre. Cuando esté en una salida con su familia o amigos, procure dejar su celular a un lado y disfrute, ya después habrá otro momento para seguir laborando.

Organice sus prioridades del día a día. Si es necesario, anótelas en su agenda y, cuando haya cumplido con todo lo que tiene que hacer, tendrá toda la libertad y tranquilidad de irse a descansar.

Expertos recomiendan darle más importancia al tiempo libre. | Foto: iStock

Osorio también recomienda realizar alguna actividad de ocio y/o practicar un deporte, con el fin de que pueda encontrar un momento en el que su mente esté despejada fuera de la oficina.

Incluso, tomar unas vacaciones no le vendría nada mal. Según la directora, irse de viaje y desconectarse por completo un par de días puede ayudarle a tener una relación mucho más sana con el trabajo.

Si usted ya ha adoptado todos estos hábitos y siente que aún no puede despegarse del trabajo, no descarte la idea de acudir con un profesional. De seguro, un psicólogo lo puede ayudar a mejorar su problema.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines