Loading...
Tendencias

Cómo ciertos virus como el dengue y el zika cambian tu olor y te convierten en un imán para los mosquitos

Gracias a un sofisticado mecanismo, estos virus hackean el olor de la persona infectada para atraer a más mosquitos, que los ayudarán a propagarse.

Mosquitos
Getty Images

Los virus que causan el dengue y el zika -dos enfermedades tropicales y subtropicales con graves consecuencias para la salud- se transmiten a través de los mosquitos.

Y, según reveló un nuevo estudio publicado en la revista Cell, ambos virus tienen la capacidad de modificar el olor corporal de su huésped (humanos o ratones) para volverlo más atractivo para los mosquitos.

Atraídos por el olor, los mosquitos sanos pican al huésped enfermo, se infectan con el virus, y luego lo transmiten a otros huéspedes sanos.

Se estima que el dengue infecta anualmente a cerca de 400 millones de personas en las regiones tropicales y subtropicales del planeta (entre las que se incluyen América del Sur y Central, África, el Caribe y partes de Asia) y provoca alrededor de 40.000 muertes.

Aunque el zika -que infecta a cientos de personas al año- produce síntomas leves o puede ser asintomático en adultos, puede dar lugar a nacimientos con malformaciones en madres infectadas.

Más moléculas olorosas

Científicos de varios laboratorios chinos, incluido el Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades y la Universidad Tsinghua, en Pekín, encontraron moléculas malolientes en la piel de ratones con dengue o zika que los hacían mucho más susceptibles a las picaduras de mosquitos.

Niña con microcefalia
Getty Images
El zika puede dar lugar a malformaciones congénitas, como la microcefalia.

La molécula más atractiva de todas, la acetofenona, que aumenta en las personas y ratones con dengue o zika, fue luego aplicada en las manos de voluntarios y se observó cómo los mosquitos se sentían más atraídos hacia ellos.

La bacteria que produce la acetofenona crece normalmente en la piel, pero su cantidad se mantiene a raya por el efecto de una proteína antimicrobiana que segregan las células de la piel.

El estudio reveló que el gen responsable de producir esta proteína es menos activo en ratones con zika o dengue, y por ello la piel de los ratones infectados contenía una cantidad mucho mayor de acetofenonas, que le conferían un olor más poderoso para atraer a los mosquitos.

Los investigadores se están centrando ahora en métodos para suprimir la producción de acetofenona, y reducir así la propagación de la enfermedad.

Actualmente, la mejor manera de evitar las picaduras es cubrirse el cuerpo con ropa, usar mosquiteros y repelente de insectos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines