Tendencias

Costa Rica cierra el año más duro para el turismo y busca la reactivación

Datos del Instituto Costarricense de Turismo indican que este sector, uno de los principales motores de la economía de Costa Rica, registró en el 2019 un total de $3,968.3 millones en divisas, mientras que se estima que esa cifra caiga un 65 % en el 2020.

Turistas toman fotografías con el volcán Arenal de fondo. | EFE

Costa Rica cierra el año más duro para el turismo, con una caída de aproximadamente el 65 % de las divisas en comparación con el mismo periodo del 2019, y apuesta ahora por la reactivación del sector y la generación de empleo.

El ministro de Turismo, Gustavo Segura, afirmó en entrevista con Efe que pese a lo complejo que ha sido el año 2020, ve el 2021 con optimismo y se enfoca en impulsar la visitación para mejorar la economía. 

Datos del Instituto Costarricense de Turismo (ICT) indican que este sector, uno de los principales motores de la economía de Costa Rica, registró en el 2019 un total de 3.968,3 millones de dólares en divisas, mientras que se estima que esa cifra caiga un 65 % en el 2020.

"Viendo la situación de la pandemia, desafortunadamente hubo que cerrar fronteras. Cuando uno ve los números en frío, fueron siete meses donde no pudo haber ingreso de turistas, eso terminará impactando el año en aproximadamente en un 65 % con respecto al 2019. Nuestra estimación es que en vez de los 3,1 millones de turistas que nos visitaron en 2019, este año puede ser que lleguemos a 1 millón", explicó el jerarca.

Para el mes de noviembre el ICT espera haber alcanzado el ingreso de 80.000 turistas, lo mismo para diciembre. Cifras que "dan un alivio importante para el final de año que es temporada alta", puntualizó el ministro.

Segura manifestó que el "impacto ha sido muy duro en términos de desempleo". En Costa Rica el turismo es una de esas pocas actividades económicas que se distribuye por todo el territorio nacional y justamente "eso es lo que ha dolido este año, porque la afectación ha sido muy distribuida en todo el país".

"Cosas fuera de nuestro control impactan, por ejemplo las noticias de las vacunas dan confianza. Sabemos que el 2021 va a ser un año duro y complejo, pero lo veo con esperanza y con ilusión de que si seguimos en esta ruta de seguimiento de protocolos y reactivación, las empresas puedan operar en un punto de equilibrio", dijo Segura.

Desde agosto Costa Rica inició la apertura paulatina de las fronteras, permitiendo poco a poco la visita de turistas desde Canadá y Europa, mientras que las empresas turísticas deben cumplir con una serie de protocolos sanitarios para evitar contagios.

REACTIVACIÓN ECONÓMICA

El ministro de Turismo indicó que Costa Rica había iniciado un año 2020 "extraordinario" en enero y febrero, que representaron el mejor arranque de los últimos cinco años, lo que presagiaba un buen año para el sector.

Sin embargo, el 6 de marzo el Gobierno anuncia el primer caso de contagio de covid-19 y 10 días después declaró el estado de emergencia nacional y ordena el cierre de las fronteras.

"Durante ese tiempo el turismo inició una preparación para la reapertura, se lanzó una campaña de visitación nacional y un mensaje de consciencia de viajar en burbuja con protección (...) pero era necesario una apertura más dinámica", puntualizó.

Como parte del plan para mejorar la economía se encuentran los proyectos Nómadas digitales, para atraer a turistas que hacen teletrabajo; producción fílmica, con el objetivo de impulsar el rodaje de películas en el país; la renovación de la zona marítima y terrestres y la creación de un fondo de avales para que las empresas turísticas puedan acceder a créditos.

El ministro Segura resaltó que una de las ventajas que tiene el país para impulsar la reactivación es que el destino se caracterice por actividades al aire libre, rodeados de biodiversidad y con pequeños y medianos empresarios hoteleros que cumplen con todos los requisitos.

Destacó que uno de los principales retos para el país el próximo año será reactivar el turismo europeo, con el gran desafío que implica la segunda ola de contagios, restricciones de viaje fuertes, cepas del virus y el cierre de fronteras de otros países. Además de continuar impulsando el posicionamiento de Costa Rica como destino turístico seguro.

Pese al aumento de contagios en el país, explicó que "no es una apuesta arriesgada" mantener las fronteras abiertas, ya que no se ha podido probar que el turismo internacional sea el causante de los contagios ya que son sometidos a rigurosos protocolos sanitarios.

Datos del Ministerio de Salud indican que hay 166.799 personas contagiadas de covid-19, un total de 130.889 se han recuperado y 2.156 personas han fallecido. Mientras que de forma simultánea hay 628 pacientes hospitalizados, de los cuales 245 se encuentran en unidades de cuidados intensivos, lo que genera una alta presión al sistema hospitalario del país. 

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines