Loading...
Tendencias

¿Cuánto cuesta a las empresas la fuga de datos?

Un reporte de seguridad de ESET señala que en Latinoamérica el 78 % de las compañías sufrió fuga de información interna en 2021.
 

Foto: archivo/EE

El reporte de seguridad de ESET correspondiente a 2021 da a conocer que en Latinoamérica el 78 % de las compañías han sufrido fuga de datos internos, lo cual es superior al dato del año pasado cuando el 60 % de las empresas consultadas reportó que sufrió al menos un incidente de seguridad en 2019. 

Además, el 60 % de los empleados no consideran que manipular información de la compañía pueda derivar en algún problema, 50 % de los empleados se llevan información fuera de la compañía y el 40 % podría ofrecer esta información a un nuevo empleador, señala el documento.

Son múltiples las consecuencias de la fuga de información, puede ir desde el daño a la imagen y reputación hasta cuantiosas pérdidas económicas, pues el costo promedio por fuga de datos ronda los $3.8 millones, en el que el 60 % de empresas pequeñas salen del mercado dentro de los seis meses posteriores a una pérdida de información importante. Como resultado de las encuestas realizadas por el reporte de ESET de 2021, las principales preocupaciones en cuanto a materia de seguridad de las empresas latinoamericanas son los códigos maliciosos (64 %), seguido del robo de información (60 %) y accesos indebidos a los sistemas (56 %).

En el caso específico de El Salvador existen serias preocupaciones en cuanto a seguridad respecta, entre ellas se manifiesta que el 19 % teme a un uso inapropiado de la infraestructura, 27 % falta de disponibilidad de servicios críticos, 40 % privacidad de la información y el 59 % a ser infectados con códigos maliciosos.

“Las violaciones de datos ocurren cuando un tercero no autorizado accede a la información privada de una empresa y a menudo, implica el robo de datos personales de clientes o empleados. Generalmente, las vías de pérdida, fuga o filtración de datos suelen ser comunes, como el correo electrónico, dispositivos removibles, impresiones, incluso capturas de pantalla en el sistema”, indica Marielos Rosa, gerente de Operaciones de ESET Centroamérica. 

También deben ser considerados otros vectores como la aplicación efectiva de Ingeniería Social, los códigos maliciosos desarrollados para robar información o bien la explotación de vulnerabilidades. En este contexto, considerar los diferentes escenarios al tiempo que se identifican los actores que podrían materializarlos es lo más importante para reducir los riesgos de sufrir una pérdida de información, agrega la especialista.
 

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines