Tendencias

El turismo en Guatemala no se recuperará sin políticas públicas adecuadas

Sin políticas públicas urgentes, el futuro del turismo es sombrío, afirma Camtur, entidad que junto al Comité de Crisis del sector propuso 11 acciones para la reactivación pero aún esperan que varias se concreten.

Por más alrededor de 6 meses del 2020 estuvieron cerrados los destinos turísticos y las fronteras en el 2020. En el 2021 aún no logran recuperarse las cifras de visitas y divisas. | Foto: Prensa Libre/Hemeroteca PL.

El ingreso de turistas internacionales en el 2021 está 70% por debajo del 2019, el último año en prepandemia, y de no lograrse la aprobación y cumplimiento de políticas públicas adecuadas, el sector necesitará un largo período de recuperación, advirtió la Cámara de Turismo de Guatemala (Camtur).

Durante el presente año, el número de visitantes extranjeros es solo el 29.4% respecto a dos años atrás y no es posible comparar con los datos del 2020 porque las fronteras estuvieron cerradas por varios meses, indicó Rolando Schweikert Rozotto, presidente de esa entidad.

Luego citó datos de la Organización Mundial de Turismo (OMT) respecto a que si no hay apoyo por parte de los gobiernos, la recuperación en todo el mundo puede tomar de 5 a 7 años. Mientras que si se concretan acciones de los entes estatales (entre estos los gobiernos y organismos legislativos), la demora podría durar entre 2.5 y 4 años.

Estas afirmaciones surgieron en el marco el XII Congreso Nacional “Reconstruyendo el turismo de Guatemala” que inició el 27 de septiembre por motivo del Día Mundial del Turismo, y finaliza este martes.

La experta internacional Mónica Figuerola expuso acerca del Nuevo rol de las políticas públicas y regulaciones turísticas en gestión de la crisis e indicó que “si quieren que Guatemala sea un país eminentemente turístico, pongan el turismo en la agenda política, lo cual significa que le den presupuesto y que se generen comités transversales los diferentes ministerios”.

En Europa, se establecieron estrategias para enfrentar esa crisis, como la inversión de US$130 millones, se redujo la tasa del impuesto al valor agregado (IVA) para actividades relacionadas con el sector y bonos turísticos.

Por lo tanto, recomendó establecer una hoja de ruta y buscar la gobernanza; es decir, sumar apoyos entre el gobierno, la coordinación interinstitucional y el sector privado, además de apoyarse con la OMT, que integró un comité de crisis.

Acciones en el olvido
Según Pablo Hurtado, secretario ejecutivo de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), antes de la pandemia había en Guatemala 404 mil 500 empleos de los cuales, 149 mil 500 eran directos. Para este año, el Inguat estimó que solo hay alrededor de 177 mil puestos directos.

Ante este y otros efectos de la pandemia, en febrero pasado, el sector turístico nacional planteó 11 acciones que consideraba necesarias para la recuperación de visitas desde el extranjero, que incluyen un fondo de garantía para facilitar el acceso a créditos, pero también para dotar de liquidez a las empresas. La mayoría de esos requerimientos no obtuvo respuesta.

Janio Rosales, secretario privado de la Presidencia de la República, expuso que el turismo es uno de los sectores que ha tenido mayores complicaciones, contracciones y perjuicio en la pandemia y que de parte del gobierno se ha impulsado una agenda de trabajo.

Explicó que hay interés del presidente (Alejandro Giammattei) de ver los diferentes mecanismos financieros para lograr la estabilización del sector, pero no solo para solventar esta crisis, sino impulsar opciones de crecimiento, así como buscar los mejores mecanismos de cumplimiento de temas de bioseguridad.

“En mi caso particular, los voy a seguir apoyando y esperamos prontamente tener medidas concretas que realmente ayuden al sector”, agregó Rosales. Con base en las propuestas mencionadas, en julio de este año el mandatario ofreció dotar de Q100 millones un fondo de garantía y pidió al sector privado y a entes estatales, trabajar un proyecto.

El director del Inguat, Mynor Cordón, mencionó durante la conferencia “Turismo para crecimiento inclusivo” organizado por esa entidad, que se han llevado a cabo más de 14 reuniones y están buscando las opciones para esos fondos y estrategias que permitan apoyar a las mipymes turísticas.

El sector también pide que se apruebe la iniciativa 5857 que propone la ley para la reactivación del sector turístico nacional, que incluye crear dos asuetos, exoneraciones fiscales y un fondo de garantía por Q300 millones. Ya recibió dictamen favorable de las comisiones de Economía y de Turismo del Congreso también en julio, pero el decreto no se ha aprobado.  También está pendiente de aprobación otra iniciativa que contiene la nueva Ley Orgánica del Inguat.

Fernando Lobo, asesor en la oficina de servicios de desarrollo empresarial en el Viceministerio de las Mipymes del Ministerio de Economía, dijo que ya se publicaron los reglamentos para el otorgamiento de créditos a través del Crédito Hipotecario Nacional (CHN), con fondos basados en varios decretos del Congreso del 2020, en los que se establecieron medidas de emergencia ante el impacto de la pandemia.

El más reciente divulgado es el que se refiere al Fondo para las Mipymes por Q400 millones, basado en el decreto 12-2020. En ese tipo de créditos se está incluyendo al sector turístico con condiciones favorables, señaló.  “La entidad financiera que otorga los créditos es el CHN, invitamos a todo el sector turístico a que se acerque a esa institución”, dijo Lobo, al comentar también otros programas en los que también se puede apoyar al sector.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines