Tendencias

En qué consiste el "pasaporte de vacunas" propuesto por la Unión Europea y por qué algunos lo critican

La Unión Europea busca poner en marcha antes de la temporada turística un certificado que le permita viajar por el territorio comunitario a quien esté vacunado, tenga una prueba negativa de covid-19 o se haya recuperado recientemente de la enfermedad. Pero ¿es discriminatorio?

Una turista con una mascarilla en el Aeropuerto Internacional de Split, Coracia, 21 de agosto 2020
Getty Images
Varios países han abogado por el certificado digital para ayudar a reactivar la industria del turismo.

La Unión Europea busca reanimar los viajes dentro de su territorio con un Certificado Digital Verde que permita a sus ciudadanos desplazarse entre países.

El propósito es permitir la movilidad dentro del bloque y sin necesidad de someterse a restricciones a todo el que esté vacunado contra la covid-19, tenga una prueba negativa o se haya recuperado recientemente de la enfermedad.

Más conocido como el "pasaporte europeo de vacunación", fue aprobado este miércoles por la Comisión Europea. Y ahora debe pasar el trámite legislativo comunitario —el visto bueno de los gobiernos y del Parlamento Europeo— y la puesta en marcha de un mecanismo informático para que sea posible su emisión y lectura en todos los países de la UE antes de entrar en vigor.

"Queremos ayudar a los Estados miembros a devolver la libertad de movimientos de forma fiable", dijo este miércoles la presidenta de la CE, Ursula Von der Leyen.

Bruselas confía en que esté en marcha para junio, a tiempo para la temporada turística.

Anteriores propuestas de pasaportes de vacunas han enfrentado la oposición de algunos estados miembros por temor a que sean discriminatorias.

Ya en febrero el presidente francés, Emmanuel Macron, se expresó en esos términos. Por su parte, el gobierno de Alemania ha señalado que no ve la medida como una prioridad y la Administración de los Países Bajos se muestra escéptica al indicar que aún no se puede garantizar que una persona que haya sido vacunada no pueda contraer el virus.

Ante ello, los funcionarios de la Comisión Europea aseguran que quieren evitar la exclusión de ciudadanos que por una u otra razón no se hayan vacunado.

Elementos clave del Certificado Digital Verde

  • Estará disponible para todos los ciudadanos de la UE.
  • Confirma la vacunación o haber dado negativo en covid-19 (en una PCR o una prueba de flujo lateral) o haberse recuperación reciente de la infección (en los últimos 180 días).
  • Será emitido en formato digital y en papel.
  • Ambos formatos incluirán un código QR para garantizar su autenticidad.
  • Sólo contendrá información esencial, protegiéndose así los datos personales.
  • Estará impreso en el idioma o idiomas oficiales del estado emisor y en inglés.
  • Se distribuirá de forma gratuita.

La propuesta de Comisión Europea plantea que cualquier estado miembro que permita a los viajeros vacunados evadir restricciones como la cuarentena debe aceptar los certificados de otros estados dentro del bloque bajo las mismas condiciones.

Las vacunas aprobadas para el certificado incluyen las de Pfizer-BioNTech, Moderna, Oxford-AstraZeneca y Johnson & Johnson, pero no la rusa Sputnik V ni las chinas Sinovac y Sinopharm.

Sin embargo, la propuesta añade que estas guías "no deberían impedir a los estados miembro decidir aceptar certificados de otras vacunas contra la covid-19".

¿Quién podría recibir el certificado?

El comisario de Mercado Interno, Thierry Breton (izq.) las presienta del a Comisión Europea, Ursula von der Leyen (centro) y el comisario europeo de Justicia, Didier Reynders
Getty Images
El comisario de Mercado Interno, Thierry Breton (izq.) las presienta del a Comisión Europea, Ursula von der Leyen (centro) y el comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, explicaron este miércoles en rueda de prensa la propuesta.

El comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, expresó el miércoles en Bruselas que el certificado tiene el objetivo de "garantizar que todos los ciudadanos de la UE y sus familias puedan viajar con seguridad y con las mínimas restricciones este verano".

Reynders indicó que la estrategia busca incluir a Noruega, Islandia y Suiza, países que no se encuentran dentro de la UE pero donde también sería válido el documento.

En su sitio de internet, la Comisión Europea explica que el certificado debería ser emitido a todos los ciudadanos de la UE y los miembros de sus familias, independientemente de su nacionalidad.

De aprobarse, también será distribuido a extranjeros que residen en la UE y a los visitantes que tengan permiso de viajar a otros estados miembros.

Críticas

Aunque la Comisión Europea insiste en que es un Certificado Digital Verde, con anterioridad ha habido rechazo a la idea de crear un "pasaporte de vacunas" por ser considerado discriminatorio.

Hay quien sostiene que sólo una minoría podría disfrutar de los viajes sin restricción, mientras que otros —particularmente los jóvenes que no son un grupo prioritario para la inoculación— siguen siendo sometidos a estrictas medidas como la cuarentena.

Image shows a vaccine vial reading
Getty Images
Hay quienes consideran un "pasaporte de vacunas" discriminatorio.

Una traba adicional está la ralentización de la campaña de vacunación en la Unión Europea, que se ha visto afectada por el retraso de envíos y la actual suspensión del uso de la vacuna Oxford-AstraZeneca en varios países del bloque por temor a supuestos efectos secundarios.

También hay dudas sobre los resultados —todavía incompletos— en cuanto a la eficacia de las vacunas para prevenir que una persona vacunada sea portadora o transmisora del virus. En ese sentido, Francia y los países del Benelux son los más refractarios a la idea.

En anticipación al anuncio de la UE, la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo estar trabajando para "crear un marco internacional confiable" para la seguridad de los viajes, pero que las vacunas no deberían ser una condición.

La UE asegura que tanto vacunados como no vacunados se beneficiarían del certificado digital verde porque también avala a quienes se hayan hecho pruebas de covid-19 o se hayan recuperado de la enfermedad.

Por otra parte, ante el temor de que el certificado pueda contener datos personales, las autoridades europeas sostienen que la información estará limitada a lo esencial como nombre, fecha de nacimiento, fecha de expedición y datos relevantes relacionado con la vacuna, la prueba o la recuperación.

¿Qué países europeos se beneficiarán del plan?

Media docena de Estados miembros han firmado una declaración pidiendo unificar criterios para reactivar los viajes no esenciales y se han mostrado partidarios de contar con un certificado médico sobre coronavirus que sirva de "pasaporte" para los ciudadanos que acrediten estar inmunizados o no contaminados.

"Creemos que es hora de que al menos fijemos condiciones bajo las cuales los viajes no esenciales, en particular para el turismo, puedan ser reanudados", indica el documento firmado por los ministros de Turismo de Austria, Bulgaria, Grecia, Malta, Eslovaquia y España.

Es que, estos países están esperando ansiosamente la reactivación de la industria turística que es vital para la recuperación de sus economías. Y han estado estudiando maneras de rescatar la temporada de verano que ofrezcan un entorno seguro tanto para viajeros como residentes locales.

Playa desolada en Lanzarote, España, con un cartel sobre las restricciones del covid
Getty Images
España es uno de los países que se podrían beneficiar de la implementación del certificado.

El miércoles, el primer ministro de Grecia, Kyriakos Mitsotakis, recibió con beneplácito la propuesta del certificado, que dijo que "facilitaría significativamente el movimiento de ciudadanos y ayudaría a impulsar el turismo y las economías que tanto dependen de él".

Con anterioridad, el vice primer ministro griego Akis Skertsos afirmó que haya un certificado digital "no es discriminatorio", y que turistas no vacunados también podrían visitar a Grecia este verano, aunque el procedimiento para ellos sería más lento, pues tendrían que hacerse pruebas de covid-19 y posiblemente autoaislarse a su llegada.

Ricardo Sánchez, administrador de un hotel en el balneario de Benidor, España, le dijo a la BBC que Reino Unido era el mercado más importante, seguido de Bélgica, Países Bajos, y viajeros de Europa Oriental.

"Llevamos tantos meses trabajando bajo tantas restricciones y esas restricciones cambian cada 15 días", expresó, añadiendo que los potenciales turistas no están seguros de qué hacer y estaban esperando "buenas noticias" antes de hacer reservas.

Entretanto, Reino Unido, que este año dejó formalmente de ser parte de la UE, está estudiando la idea de un pasaporte de vacunas y "la mejor manera de proceder", expresó el secretario de Negocios, Kwasi Kwarteng.

"Estamos teniendo debates, discusiones sobre viajar… pero creo que también debemos estar guiados por los datos, tenemos que ver cómo se desarrolla el coronavirus", comentó a la BBC.

Por su parte, Islandia dijo que más tarde esta semana abriría sus fronteras a los visitantes que hayan sido vacunados, sin la necesidad de someterlos a pruebas no cuarentenas.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines