Tendencias

La derecha niega que quiera privatizar el agua en El Salvador

La derecha niega que quiera privatizar el agua en El Salvador

La derecha niega que quiera privatizar el agua en El Salvador

El principal partido de derecha de El Salvador, la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena), negó hoy que quiera privatizar el agua y que busca la inclusión del sector privado en su administración para "corregir abusos".

Diferentes sectores, incluido el oficialista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), han señalado que Arena impulsa la aprobación de una ley que otorga facultades a la empresa privada en la administración del recurso.

"De lo que se trata es de una ley de agua necesaria para el país, que incluya a todos los sectores, que corrija los abusos que se han venido cometiendo y que han afectado a las personas menos favorecidas", señaló la diputada de Arena y presidenta de la Comisión de Medio Ambiente del Congreso, Martha Batres.

La legisladora aseguró que los señalamientos son una estrategia para "apagar un fuego de carácter político" por parte del FMLN, en referencia a las acusaciones contra el expresidente Mauricio Funes (2009-2014) que lo implican en la malversación de 351 millones de dólares.

Según Arena, "hay sentencia de la Sala de lo Constitucional que establecen que es imposible privatizar el agua" porque "es un bien público, un derecho humano consagrado en la Constitución".

Diversos sectores de la sociedad salvadoreña, entre estos la Iglesia Católica, se han pronunciado en contra de una supuesta privatización del agua luego que diputados retomaran la discusión para aprobar una Ley General de Aguas.

Según el órgano Legislativo, los parlamentarios han ratificado los primeros cinco artículos de la normativa que fueron aprobados por la pasada legislatura, los cuales tienen que ver con la Autoridad Nacional del Agua (ANA), sin embargo, han incorporado una propuesta presentada por los partidos de derecha.

Las autoridades de la estatal Universidad de El Salvador (UES) y cientos de estudiantes marcharon este jueves hasta el Congreso para exigir que sean integrados a la discusión y que no se privatice el servicio del vital líquido.

El 14 de abril de 2015, el Gobierno de El Salvador decretó una emergencia nacional por la escasez de agua, principalmente en la zona central del país, por una prolongada sequía a causa del cambio climático. 

Lee también

Comentarios