Actualidad

Temer niega que intervención federal en Río fuera por motivos electorales

Temer niega que intervención federal en Río fuera por motivos electorales

Temer niega que intervención federal en Río fuera por motivos electorales

El mandatario de Brasil, Michel Temer, afirmó hoy que la decisión de intervenir federalmente la seguridad en Río de Janeiro atiende a "una demanda de la sociedad" y negó que esa medida estuviera condicionada por la "agenda electoral" del país, donde el próximo octubre se celebrarán elecciones presidenciales. Temer "no se vio influenciado por ningún otro factor que no sea atender a una demanda de la sociedad. Esa es la única lógica que motivó" la intervención federal en el estado de Río de Janeiro", manifestó el portavoz de la Presidencia brasileña, Alexandre Parola, en un pronunciamiento en Brasilia. El gobernante reiteró que "toda y cualquier decisión" de su Gobierno está "regida exclusivamente por las reales necesidades de encontrar soluciones para los problemas del pueblo brasileño". "La agenda electoral no es y nunca será causa de las acciones del presidente", subrayó Parola. El pronunciamiento de Temer llega horas después de que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) dijera hoy en una entrevista a una emisora de radio local que la cesión del control de la seguridad de Río al Ejército responde a un interés "puro y simplemente político". Lula sostuvo que Temer busca una manera de "ser candidato a la Presidencia" en los comicios del próximo octubre y pensó que "la seguridad pública puede ser una cosa muy importante" para llegar al nicho electoral del diputado ultraderechista Jair Bolsonaro, segundo en los sondeos de opinión. Por otro lado, el Partido de los Trabajadores (PT), liderado por el propio Lula, afirmó que el decreto a través del cual se aprobó la intervención federal fue una "cortina de humo" para tapar el fracaso en el trámite de la reforma de las pensiones. Sin embargo, el jefe de Estado aseveró que su Gobierno "seguirá su trayectoria sin guiarse por la búsqueda del aplauso fácil y sí por la ruta firme de las decisiones valientes que buscan enfrentar y resolver los dramas verdaderos" de Brasil, "sin ninguna significación electoral". Temer firmó la semana pasada un decreto que deja en manos del Ejército el control de la Seguridad Pública de Río de Janeiro. El texto fue ratificado esta semana por las dos cámaras legislativas, que por mayoría apoyaron la medida para acabar con la ola de violencia desatada en esa región. Organizaciones humanitarias y sectores progresistas han alertado sobre las posibles consecuencias de la actuación del Ejército en las favelas y las zonas marginales de Río, si bien aún se desconoce el alcance real y los detalles de la medida.

Lee también

Comentarios