Tendencias

La salvadoreña Susana Serrano triunfa en festival de cortos de la OMS

La producción audiovisual de esta joven originaria de Chalatenango, ha participado en festivales internacionales. Deja en evidencia que a pesar de las limitaciones, es posible contar historias con un gran impacto.

Susana Serrano, cineasta salvadoreña galardonada por la OMS

Susana Serrano, cineasta salvadoreña galardonada por la OMS

El pasado viernes 14 de mayo, el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus anunció los cortometrajes ganadores de la segunda edición del Festival de Cine, donde "Phosphôros" producción salvadoreña realizada por Susana Beatriz Serrano, fue galardonada.

La competencia reunió 1,300 cortometrajes provenientes de 110 países. El de Serrano destacó en la categoría de Asistencia Sanitaria Universal, y se convirtió en el corto animado ganador del primer lugar.

La joven de 23 años encontró su principal inspiración en su grupo familiar, su hermana Sara es estudiante de Doctorado en Medicina y su madre Albertina Serrano es promotora de salud, su objetivo era destacar el sacrificio que todo el personal médico está haciendo frente a la pandemia y así surgió la historia.

"Quería mostrar y sensibilizar a la población sobre el sacrificio que el personal de salud está haciendo frente a esta pandemia", dijo a LA PRENSA GRÁFICA.

"La historia es lo más fuerte del cortometraje y en el cine eso es lo importante, transmitir un mensaje y contar una historia y quienes lo vean comprendan y se sensibilicen ante una problemática expuesta", agregó.

Una de las partes más atractivas de su trabajo son los personajes, que ella misma ideó con elementos que tenía en casa y posteriormente utilizó la técnica de animación stop motion. Explicó que visualiza al personal médico como seres de luz y deseaba transmitir la energía que ellos dan a otros salvando sus vidas.

"Hace mucho tiempo El Colectivo Irreal Teatro dio un taller de títeres y ahí aprendí a caracterizar y dar vida a ciertos objetos, fue así como le di vida a los fósforos, fue un trabajo muy difícil, porque son fósforos pequeños y trabajar a esa escala es muy complicado, me llevó varias horas", reveló.

Materiales. Utilizando objetos que tiene en casa pudo recrear los personajes para el cortometraje animado "Phosphôros"

La oportunidad de ESCINE

Cuando Serrano se enteró que la Escuela de Cine y Arte Audiovisual de El Salvador (ESCINE) organizaba el "Primer Festival de Cortos de Cine Filmados con Celular", no pensó en participar, sin embargo, tenía en mente una idea clara sobre una producción que terminó explotando.

Ahora agradece la oportunidad y la experiencia que vivió en la creación de su trabajo audiovisual en 2020, según sus cálculos, la caracterización de los personajes y diseño de escenarios le tomó entre dos y tres días, mientras el proceso de animación le llevó cinco días.

El cortometraje "Phosphôros" fue el ganador del primer premio en el Festival organizado por ESCINE.

"Todavía no encuentro una palabra exacta para describir lo que siento, fue un cumulo de emociones, nunca había hecho algo, lo hice experimentando y que luego de esto el corto pasara el primer filtro, luego los diez finalistas, ya me estaba muriendo de la emoción, ganar el primer lugar es algo que me marcó".

Fue precisamente este Festival, el que le abrió puertas para participar en competencias internacionales. Serrano reveló que su cortometraje ha formado parte de diferentes festivales en Brasil, India, Alemania, Estados Unidos y otros países.

Trabajo. Susana se encargó de dar vida a los fósforos, y ambientar los escenarios, dijo que trabajar a esa escala le tomó varias horas.

Una historia de superación

Serrano estudia quinto año de la Licenciatura en Periodismo en la Universidad de El Salvador. Vive en el Cantón San José Potrerios, ubicado en el municipio Nombre de Jesús en el departamento de Chalatenango, aproximadamente a cuatro horas y media de su centro de estudios.

"Yo vivo en el campo, de hecho en el cortometraje aparece el paisaje de un atardecer visto desde mi casa. Cuando lo hice no teníamos internet residencial, hasta el siguiente ciclo de la u digitalizaron la zona, pero aun así siempre se dan problemas de conexión por la localidad en la que estamos", dijo.

“Cuando de la OMS me avisaron que estaba en los 15 finalistas de la categoría fue difícil de creer, muy emocionante, pero el cumulo de emociones que no imaginaba sentir nunca, fue cuando me dijeron que era la ganadora de la categoría y me llevaba el primer lugar, me quedé sin aliento, ahora ya lo asimilo y es algo que me inspira a seguir trabajando”,


Susana Serrano, cineasta galardonada

A Susana siempre le gustó la animación, también disfruta de la pintura, los videojuegos y la fotografía. Debido a la pandemia, regresó a su casa y está agradecida de compartir más tiempo con su familia.

El reconocimiento por parte de la OMS fue de manera virtual y simbólicamente se le mostró una placa que acompaña el premio. Luego del anuncio compartió con los jurados sobre su experiencia.

Cuando Serrano se enteró que que ganaba el primer lugar en el Festival de la OMS, se quedó sin palabras, mientras su mamá lloraba de la emoción.

"Por las condiciones y esos mismos conceptos sociales, el hecho de venir de un cantón, no estudiar en un buen colegio o no tener una buena formación previa a la universidad, limitan el hecho de que uno pueda lograr este tipo de cosas, pero mis padres se sienten muy felices porque a pesar de las limitaciones antes mencionadas he logrado esto" dijo a LA PRENSA GRÁFICA.

Luego de su destacado logro, confiesa que desea una oportunidad para seguir estudiando cine, principalmente en el área de la animación, donde siente mayor interés. Le gustaría continuar con producciones audiovisuales y contar más historias.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines