Tendencias

Los cinco retos para que el 5G sea una realidad

Los cinco retos para que el 5G sea una realidad

Los cinco retos para que el 5G sea una realidad

El ingreso a futuro de la tecnología móvil 5G y el universo de posibilidades que se abriría con ella ha desatado efervescencia entre los asistentes al Mobile World Congress Americas (MWCA) que se celebra actualmente en Los Ángeles, California.


Los especialistas que han intervenido en el evento han dejado en claro que esa nueva era tecnológica permitiría la emergencia de una serie de dispositivos íntimamente ligados con la innovación cuyas principales características serían la velocidad y la confiabilidad.  Asimismo, posibilitaría que cada antena tenga una cobertura masiva de dispositivos (no solo teléfonos celulares).

 Sin embargo, también han matizado que no todos los países están listos para ella. En la referida carrera, ni siquiera es Estados Unidos el que se encuentra liderando hoy en día, sino China.

Mats Granryd, director general de GSMA, señaló incluso que otras tecnologías anteriores, como el 2G y el 4G, seguirán conviviendo con los usuarios de dispositivos móviles por mucho tiempo, pero que eso no deberían de ser obstáculo para avanzar en acciones que abran el camino al 5G. Una tarea que debe empezar con los gobiernos, indicó.


El Economista le detalla a continuación los cinco mayores retos que los países aún deben de enfrentar para que dicha tecnología sea una realidad.

 Regulación

La regulación en los países no ha avanzado al mismo ritmo  que los cambios y las necesidades tecnológicas de los consumidores. Un fenómeno que es más acentuado en economías pequeñas y periféricas como las centroamericanas, donde por ejemplo no existen ni siquiera regulaciones específicas para los servicios que emergieron gracias al 4G, como Uber o AirBnB.

Sin embargo, según Sebastián Cabello, director de GSMA para América Latina, si la idea es abrirle paso al 5G, los marcos regulatorios en el futuro tendrán que  cambiar y ser más flexibles. Un campo en el que, de acuerdo con el ejecutivo, los gobiernos tendrán que tomar la batuta.

Asimismo, tal y como ha sucedido en otros sectores de servicios, será necesario armonizar la regulación.

 Inversión y espectro

Para abrirse a una banda de alta calidad como la que requiere el 5G hace falta, por un lado, que los gobiernos pongan a disposición grandes cantidades de espectro. Tendrán que ser “toneladas de megahertz”, señaló ayer Meredith Attwell, presidenta y CEO de CTIA al referirse al caso específico de Estados Unidos.

En paralelo, además, las empresas deberán hacer una inversión considerable en la red para que esta tenga la capacidad de transmitir con calidad y confiabilidad esa tecnología que requiere baja latencia. En pocas palabras, deberá posibilitar que las ordenes y señales que se den desde un dispositivo sean captadas y ejecutadas en otro, en tiempo real.

De momento en Centroamérica, las operadoras de telefonía han enfocado sus inversiones en extender el 4G, lo que sin duda ha dado un cambio en la experiencia y la velocidad de la conexión a internet, factores que han posibilitado el uso de aplicaciones como Spotify o Uber.    

Demanda

Para que los operadores se vean motivados a invertir,  requieren la certeza de que habrá un público que consuma sus propuestas. Sin embargo, el 4G que es hasta el momento la tecnología más nueva para navegar, no se ha masificado todavía en algunos países.

Justamente por esas diferentes necesidades de los consumidores, los expertos señalan que sin duda ambas tecnologías coexistirán.

Los datos de GSMA indican, de hecho, que tecnologías anteriores como el 2G está aún muy presente en Centroamérica. Para el caso, un 39 %  del total de conexiones móviles existentes en Nicaragua, al cierre del primer semestre de 2018, correspondía a dicha tecnología. La cifra se elevaba a 51 % en El Salvador.

En el caso del 3G, ese último país tenía un 42 % de conexiones, mientras que Costa Rica, un 65 %.

Finalmente, con la tecnología 4G, los porcentajes eran mucho menores. Guatemala, que reportaba el mayor número, apenas llegaba a 13.75 %. Nicaragua, por su parte, solo 4.96 %.

Incentivos e impuestos

Para GSMA, el tema de los incentivos e impuestos es medular de cara al 5G. De hecho, durante la inauguración del MWCA, el presidente de GSMA y fundador de Barthi Enterprises, Sunil Bharti Mitall, señaló que la industria móvil es de las que más impuestos produce en el mundo.

Los expertos señalan que al ser el 5G una tecnología nueva que requerirá inversión en innovación por parte de las empresas, habría que ponerle atención también a los incentivos que podrían darse, ya que después de todo el beneficio será para los consumidores.

Precios

“Al principio, el 5G sí será solo para pocos”, dijo Granryd al preguntarle sobre el costo y precios que tendrán los dispositivos y el servicio. Como en todo, indicó el líder de GSMA, en su etapa introductoria, solo los usuarios que tengan mayor capacidad adquisitiva podrán tener acceso.

Aunque matiza que dado que la industria es tan agresiva, los productos podrían hacerse de uso masivo en muy poco tiempo.

Con todo, habrá que esperar a que las empresas comiencen a producir los primeros celulares inteligentes con capacidad para conectarse al 5G, algo que sucederá a mediados de 2019. Mientras que el servicio comercial de las operadoras podría estar disponible hasta 2020.

Lee también

Comentarios