Tendencias

Patria, una novela de perdón y reconciliación

Patria, una novela de perdón y reconciliación

Patria, una novela de perdón y reconciliación

Patria es una historia de guerra, pero no una historia de la lucha armada, ni del conflicto político, ni un recuento histórico de lo sucedido. Es más bien una historia de guerra íntima, como se vivió desde adentro de las familias de las víctimas o victimarios.

Fernando Aramburu (España, 1959) logra conectar con el corazón de quienes leen su narrativa llena de flashbacks y de personajes entrañables, y aunque la trama se desarrolla en un pueblo pequeño en el País Vasco (España), la historia con nombres distintos pudo haber sido en cualquiera de las naciones que han sufrido una guerra civil o un conflicto armado interno.

 ¿Se puede llevar a cabo la máxima de perdón y olvido? ¿Se pueden recomponer las relaciones? Aramburu nos lleva de la mano por esos senderos del perdón, de la culpa y de la expiación.

La novela de 640 páginas se publicó hace dos años en España por Tusquets Editores y vino a la región recientemente, ya cuando el fenómeno de ventas en que se convirtió había cedido un poco.

Muchas de las críticas que se han hecho a la obra es que no genera un debate ideológico, y es cierto, tampoco es una novela histórica o una crónica, y tampoco encontrará en ella las causas del conflicto etarra, ni el porqué de la lucha independentista de Euskadi.

Pero eso no quita méritos, Patria es un relato humano muy bien construido narrado a distintas voces y con un ritmo que muchas veces camina de manera angustiante con capítulos cortos y una estructura libre.

La obra arranca el día que ETA anuncia el abandono de las armas.

El autor cuenta la historia de dos familias amigas de toda la vida que tuvieron que separarse por el conflicto vasco. Ambas familias son lideradas por las mujeres, Bittori y Miren, la primera queda viuda después de que su marido Txato fue asesinado por el ETA; la segunda es madre de un joven (Joxe Mari) que es, como muchos de su ciudad, parte del movimiento etarra.

Ambas familias, de las que nunca se sabe el apellido, sufren sus pérdidas, una la muerte y el rencor; y la otra la clandestinidad y el mismo rencor, eso las carcome por años.

Los hijos de ambas necesitan romper ese ciclo de terror y lo hacen como pueden, huyendo de su tierra y muchas veces renegando de su historia y de su misma sangre.

Pero no se puede huir para siempre, y todos tienen que reconocer de dónde vienen y reconciliarse con su pasado. Y es esa búsqueda de ese proceso que hace excepcional esta novela, porque cada quien lo tiene que hacer a su manera, pero nadie puede salir ileso.

Patria es un retrato de una sociedad rota que busca recomponerse.

Lee también

Comentarios