Tendencias

Turismo interno: viable, pero no suficiente en El Salvador

Un proceso de vacunación lento contra el covid-19 y las pruebas solicitadas para entrar al país indican que el turismo interno será protagonista esta Semana Santa. Algunos sectores continúan esperando las medidas institucionales para su reactivación.

Campo y playa.  El Ministerio de Turismo ha verificado las medidas de bioseguridad en muchos establecimientos. Las empresas han implementado medidas para ser destinos seguros.

Campo y playa. El Ministerio de Turismo ha verificado las medidas de bioseguridad en muchos establecimientos. Las empresas han implementado medidas para ser destinos seguros.

Para el primer semestre, el turismo doméstico se presenta como la alternativa para la amplia oferta turística establecida en El Salvador. El Gobierno está reactivando diferentes zonas tradicionales de turismo como la zona del Puerto de La Libertad y otros destinos.

Las empresas, por su parte, hacen lo necesario para cumplir con las medidas de bioseguridad. "Como empresa privada nos toca redoblar los esfuerzos que ya se han venido haciendo todo el año, que implican gastos altos e ingresos bajos por las limitaciones de clientela", explicó Carlos Umaña, presidente de la Cámara Salvadoreña de Turismo (CASATUR).

Morena Valdez, ministra de Turismo, explica que el año cero del turismo será hasta el 2023, por las graves pérdidas del sector, y hace énfasis en que la covid-19 aún está presente. "Estamos preparados para recibir a los turistas en las próximas vacaciones, pero insisto en que todos nos debemos de cuidar. El covid-19 no se ha ido, debemos acatar las medidas y evitar una segunda ola de la enfermedad", dijo en entrevista televisiva.

Para muchos empresarios la espera ha sido demasiado larga. Raúl Castro, presidente de la Asociación Salvadoreña de Operadores de Turismo (ASOTUR) explicó que para la rama hotelera, agencias de viajes y tour operadores el turismo interno no es suficiente para la reactivación "este favorece a restaurantes y lugares de playa, la gente viaja en su propio carro y el hermano lejano viene a su casa".

Según el informe del Observatorio Mype de la Fundación Salvadoreña de Apoyo Integral, cerca del 50 % del sector turístico dejó de operar hasta por siete meses pero ya ha reiniciado labores, 28.57 % permanecieron abiertos, el 14.29 % cerró y aún no ha abierto y 7.14 % cambió de actividad.

En el caso de Rodrigo Moreno, de Salvadorean Tours, empresa dedicada al ecoturismo internacional, la situación no se ve bien "seguimos cerrados y mientras el gobierno no haga nada respecto al mercado internacional no vamos a recibir a los turistas que teníamos antes. La prueba PCR para entrar y para volver a salir limita todo el beneficio de turismo. En Costa Rica, por ejemplo, no están pidiendo ninguna prueba, obviamente eso nos pone en total desventaja con el mercado turístico internacional", explica.

Guatemala y Honduras aceptan la prueba rápida de antígeno para cruzar sus fronteras.

La empresa hermana de Salvadorean Tours, Casa 1800, ubicada en Suchitoto, Los Naranjos y Ataco, aunque tuvo un arranque difícil "ya hemos recuperado un 95 %", añade Moreno.

Sin embargo, Salvadorean Tours, con 12 empleados, ha tenido que reinventarse. "Para no despedir empleados, creamos 1800 Motivos, una empresa de regalos como donas y fresas con chocolate, todo online y a domicilio. Otros colegas están vendiendo lácteos o mariscos. Hemos tenido que abandonar el rubro no porque hemos querido sino porque no hay ninguna otra opción en este momento. No se sabe qué es lo que va a suceder y no tenemos lineamientos claros del gobierno".

Rebeca Menéndez del Hotel Estero y Mar, ubicado en playa El Pimental departamento de La Paz, está optimista con la llegada de la Semana Santa. Aunque no puede llenar el hotel por cuestiones de bioseguridad, está confiada de recibir turistas "en el día a día sí hemos perdido clientes extranjeros que iban de paso o personal de ONG que ya nos informaron que no vendrán este año", comenta. Añade que han tenido que reducir personal y reformular su menú para no tener tanto inventario pues los turistas llegan, pero consumen poco.

Paola Durán, propietaria de Sol Bohemio en San Blas, cuenta que sus pérdidas fueron enormes porque ya estaban preparados para la Semana Santa pasada. Sin embargo, cuenta que se han podido restablecer y que con la apertura del baipás han aumentado los turistas, tanto así que ha tenido que contratar personal nuevo. "No hemos subido precios, pero los gastos por la bioseguridad y los insumos se han encarecido. El marisco siempre sube de precio, pero no la harina, aceites y desechables. Normalmente el aceite que usamos costaba $25.70 y hoy $32", explicó.

Aparte de esos gastos reportó la necesidad de darle mantenimiento a todo, aun sin recibir ninguna ganancia. "No quisimos optar por créditos porque fue como empezar de cero y no sabíamos qué pasaría, lo que nos ha mantenido en pie es la fe grande en Dios", dijo Durán.

Paola Cosenza, gerente de Hotel Barolo en San Salvador, comentó que la próxima vacación no es relevante. Este hotel de ciudad ubicado en la colonia Escalón con 28 habitaciones recibe especialmente turistas de negocios y luego de cerrar varios meses su fuerte son eventos pequeños de empresarios o personal que se capacita en salones. "De 18 empleados hemos tenido que suspender a la mitad y solo se les llama por eventualidades".

Esta empresaria expresa que el sector restaurantes también se ha visto afectado, "como Importadora Cosenza, dedicados a abarrotes y vinos, sabemos que muchos de nuestros clientes no van más, y algunos restaurantes nuevos están queriendo reducir costos porque la demanda no es la misma", añadió. De hecho, según Observatorio Mype, de las empresas encuestadas en el sector, 12 % de ellas piensan reducir aún más su personal este año.

Con la vacunación a baja escala y el alza de los insumos, la empresaria espera un apoyo gubernamental real. "Hemos tenido reuniones con el Ministerio de Turismo más que todo informativas de lo que pasa en otros países, que nada tienen que ver con nuestra realidad, pero necesitamos medidas como la exoneración de impuestos, prórrogas en los pagos porque los impuestos nos descapitalizan", dijo Cosenza.

Añade que recibieron apoyo de Firempresa para el pago de planillas, pero en el caso del préstamo este le generaba intereses por el 8 %, "era un préstamo más y no lo aceptamos. Estamos esperando por Bandesal".

Observatorio Mype reveló que solo el 11 % de empresarios del rubro tuvo mejoras durante el último trimestre 2020, el 25 % dijo que su situación es peor y solo 10.71 % dice estar mejor.

"Lo que estamos pidiendo es flexibilidad sin comprometer la salud. Creemos que esto se va a dinamizar más rápido de lo que pensábamos, sabemos que son cientos de miles de empleos que dependen del turismo", dijo el presidente de CASATUR.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines